ROAD TEST

SEAT León Cupra 2.0 TSI

(All New)
Agosto 2020
Por: Juan Carlos de la Fuente

Zarpazo felino

Sociedad Española de Automóviles de Turismo, SEAT por sus siglas en español, es uno de los brazos más importantes del Grupo Volkswagen y siempre ha ofrecido una idea más deportiva en sus modelos. Actualmente, en nuestro mercado se comercializa una versión muy sazonada de su modelo León, a la que denominan Cupra, un acrónimo de Cup Racing que nos recuerda que estamos frente a un auto especial, con aptitudes muy deportivas y tope de gama.
 

Vamos a lo más importante, el motor. Lo que nos ofrece la marca española es el bloque que todo el Grupo Volkswagen usa, el EA888 de 2.0 litros, inyección mixta, turbo y llevado a los 290 cv (286 hp). Pero lo más importante en este motor es la disponibilidad del torque, los 350 Nm están disponibles en un régimen más alto, entre las 1,700 y 5,800 rpm. Gracias a este motor y a una caja DSG de 6 velocidades, el León Cupra puede lograr un 0 a 100 km/h en solo 5.6 segundos y llegar con facilidad a los 250 km/h, limitados por la electrónica.

Pero eso no es todo, SEAT ha pensado no solo en la potencia del auto sino también en la sensación que este debe transmitir al conductor, por eso se ha ajustado el sistema de escape para ofrecer un sonido más deportivo y hasta agresivo.

El control de tracción también es específico para el León Cupra y cuenta con un diferencial autoblocante del eje delantero que soporta hasta 1,600 Nm y es capaz de transmitir todo el par a una sola rueda.

Vamos a ser sinceros, nadie busca un Cupra si no es por su dinámica de conducción, dejando de lado aspectos como el equipamiento o el confort. Sin embargo, para toda la potencia que ofrece, es un auto que bien sirve para uso diario. No es una mantequilla, lógicamente, pero tampoco es una piedra y tiene la ventaja de tener un buen despeje al suelo a pesar de contar con un recorrido corto de suspensión. Quizá el mayor temor sea el de golpear los neumáticos 225/40 que montan los aros de 18 pulgadas. Es un perfil aceptable, pero sí vamos a sentir los baches más de la cuenta. Es el precio de vivir en Lima.

Otra de las cosas que llama la atención es el SEAT Drive Profile, que permite configurar a gusto distintos parámetros del vehículo según las condiciones del camino. Así, podemos elegir entre los modos de manejo Confort, Sport, Cupra o uno individual, en donde podemos jugar con la repuesta del motor, la sensibilidad de la dirección, el comportamiento del bloque del diferencial y el accionar del compresor del aire acondicionado.

EQUIPAMIENTO A LA ALTURA
Todo SEAT viene muy bien equipado de serie, con los estándares que actualmente los usuarios piden, como accionamiento eléctrico de lunas, seguros y espejos, aire acondicionado con climatizador de dos zonas y radio con pantalla multimedia. El León Cupra ofrece además comando para acceso de confort y botón de encendido, sunroof, velocidad de crucero, cargador inalámbrico, opción de audio Beats con 10 altavoces, pantalla digital cockpit y asientos tipo butaca con tapiz de Alcántara y calefactados.

“El Cupra ofrece una buena carga tecnológica gracias a su display digital y su centro de infotenimiento táctil”.

Línea roja, por favor no modificar

Por supuesto que la seguridad también está bien nutrida. Ofrece seis bolsas de aire, ABS, control de estabilidad y de tracción, discos ventilados en ambos ejes, luces LED con regulación y encendido automático, cámara de retroceso, sensores de proximidad, de luz, de lluvia y de neumáticos y un detector de fatiga.

DISEÑO PRÁCTICO
No podemos negar que esta tercera generación del León ya muestra los años encima. La cuarta y nueva generación del modelo fue lanzada a nivel mundial recientemente, pero su llegada por estos lares todavía va a tardar un poco; sin embargo, SEAT ha sabido mantener vigente al León, que adoptó unos trazos más sobrios a diferencia de las dos primeras generaciones.

En este caso, los faros totalmente LED adelante y atrás, las líneas que recorren toda la cintura del auto, las dos salidas de escape anchos y el nuevo color de los emblemas en tono cobrizo lo mantienen airoso frente a sus competidores.

Lo mismo ocurre en el interior, en donde la sobriedad se apodera de cada rincón del Cupra, con excepción de la pantalla digital detrás del timón y de las butacas delanteras con tapiz mixto que te ofrecen un abrazo cuando más lo necesitas. En curvas rápidas, por ejemplo. Lo que sí tenemos muy claro es que los materiales y el ensamble en general son de muy buena calidad.

Además, el León Cupra tiene medidas sensatas, un largo de 4.28 metros, ancho de 1.82 y alto de 1.45 m. Es un hatchback que no tiene problemas para andar en la ciudad y tampoco se hará líos en los estacionamientos de cualquier lugar. Adicionalmente, el maletero de 380 litros es bastante decente para las medidas que maneja y allí entran de sobra dos maletas medianas.

EL MANEJO DE UN CUPRA
Desde que el motor cobra vida luego de pulsar el botón de encendido, te das cuenta de que el León Cupra no es un auto normal. El ronquido suave, el puesto de conducción bajo y un reloj enorme que marca las revoluciones por minuto del motor te van advirtiendo de lo que es capaz de hacer. Lamentablemente, las calles de Lima son un desastre y tienes que ir con cuidado hasta encontrar una pista amplia y libre, un esfuerzo que toma su tiempo para que en unos pocos segundos una aceleración a fondo te brinde esa sensación de vértigo que muchos buscan.

Dejando atrás las diversiones, el León Cupra es un hatchback calmado a bajas revoluciones y que se comporta muy dócil en el manejo diario. Pero hay que tener mucho cuidado con las cosas que dejamos sueltas en el auto porque si queremos adelantar a otro, el golpe de la aceleración que produce el motor del Cupra puede llegar a ser como un látigo. En modo Sport y CUPRA, vamos a percibir menos retardo en la entrada del turbo, y es que mantiene más arriba las rpm para estar siempre dispuesto.

Los mandos en el timón para el cambio de velocidades son precisos, las cajas de doble embrague DSG son exactas y muy rápidas. Las sensaciones de manejo se complementan con un petardeo del escape en cada cambio que resulta satisfactorio, y el tacto preciso de los grandes frenos que lleva, idénticos a los de un Audi S3, nos dan la seguridad que necesitamos al realizar una conducción agresiva.

Los materiales del habitáculo son de muy buena calidad y tiene detalles con luz ambiental configurable.

Línea roja, por favor no modificar

Quizá muchos no compartan mi idea de practicidad, pero un sedán y un hatchback son mucho más razonables que una SUV. Comprar un hatchback de cinco puertas no es un capricho y este León Cupra, a pesar de guardar casi 300 caballos bajo el capó, todavía se encuentra dentro del rango razonable. No es un auto para ir de A hacia B únicamente, se trata de un auto compacto que brinda dinámica de manejo para quienes quieran aprovecharla, pero en un formato práctico.

La potencia y precisión del Cupra, junto a un buen consumo de combustible y un precio de lista que no supera los 40 mil dólares, sin lugar a dudas lo vuelven la opción más equilibrada en su segmento.

Seguir leyendo

Galería

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°270
Noviembre 2020