ROAD TEST

LAND ROVER DISCOVERY SPORT 2020

(All New)
Marzo 2020
Por: Juan Carlos de la Fuente

Primera renovación

La marca inglesa Land Rover es conocida a nivel mundial por producir “vehículos con capacidad off-road sin perder comodidad”. Aspectos que no siempre van de la mano pero que en su caso se unieron en matrimonio allá por los ochentas con la Range Rover y que origió una nueva gama de productos que poco a poco han ido incluyendo todos los accesorios de confort y exclusividad, como lo comprobamos en el modelo más accesible de la marca que tuvimos oportunidad de probar en Automás.

Para quienes no estén muy familiarizados con el nombre Discovery Sport —no confundir con el Discovery a secas, que es una camioneta más grande—, este modelo empezó su camino el 2015, como sucesor de la Freelander. Han pasado los años y recientemente, en 2019, recibió unos retoques para actualizarse mediante algunos cambios en diseño exterior e interior y, también, en equipamiento y tecnología.

 VARIEDAD DE CAMBIOS
La Discovery Sport 2020 tiene un enfoque más familiar y ofrece una estética muy similar a la de su hermana mayor, la Discovery, una SUV de grandes dimensiones que defiende la tradición todoterreno de la marca. Con esta revisión, la Discovery Sport gana en deportividad, al ofrecer un diseño más afilado, como lo han hecho los últimos modelos de la gama Range Rover (Evoque, por ejemplo). Trae ahora faros rasgados con tecnología LED, indicadores dinámicos y unos rediseñados parachoques que aportan a la aerodinámica del vehículo. En el interior, los cambios se centran en un nuevo diseño del timón, que ahora luce un aspecto más elegante ya que se parece al usado por la familia Range, con botones y comandos sensibles al tacto y también por pulso, muy bien iluminados y distribuidos. En cuanto a la palanca de cambios, deja de ser un comando rotatorio para ser ahora una palanca convencional. 

La distribución y demás formas se mantienen casi intactas. Sin embargo, el tablero de instrumentos recibe una inyección de tecnología y adopta una pantalla digital de 12.3 pulgadas que es completamente configurable a gusto del usuario, con diferentes opciones de vista que incluyen la opción de ver completamente el mapa de navegación. Otro agregado digital es la nueva pantalla de infotenimiento de 10 pulgadas, denominada In Control Touch Pro, que permite controlar diferentes funciones del vehículo, como el clima de la cabina, la conexión a móviles, iluminación, entre otros, además de información relevante del estado de la camioneta. Elementos decorativos como insertos de madera en las puertas y tablero y el techo panorámico, son de serie en nuestra unidad de prueba de 200 hp.

Otros cambios que no son visuales, pero que aportan al confort, son la mejora en la calidad de los materiales, con más áreas suaves al tacto y una mejor hermeticidad para evitar ruidos molestos. Pero el aspecto más resaltante de esta actualización es, en mi opinión, el uso de una nueva plataforma. Si bien es algo inusual, pues ocurre generalmente en un cambio de generación, Land Rover ha decidido utilizar en la Discovery Sport 2020 su nueva plataforma Premium Transverse Architecture (PTA), que además de brindar mejores sensaciones de manejo gracias a su mayor rigidez estructural, está preparada para admitir las nuevas tecnologías híbridas MHEV (Mild-Hybrid Electric Vehicle) y PHEV (Plug-In Hybrid Vehicle), que no tardarán en llegar, según la marca.

MÁS NOVEDADES TECNOLÓGICAS
La Discovery Sport ofrece de serie, en todas sus versiones, equipamiento generoso que incluye cargador inalámbrico para celulares, seis puertos USB distribuidos en toda la cabina incluyendo la tercera fila de asientos. (¿Olvidé mencionar que tiene tres filas? Pues sí, es la única en esta categoría de vehículos premium que la ofrece, con la segunda fila reclinable y ajustable.) El tema de la mayor carga tecnológica de la Discovery Sport nos muestra la preocupación de la marca por la seguridad y su compromiso por masificar estas opciones en nuestro país. La versión que probamos traía el Frenado de Emergencia Autónomo, que mediante dos cámaras situadas en la parte superior del espejo retrovisor central, evalúa constantemente la situación para evitar una posible colisión. En caso de peligro de choque, este sistema emite una alarma visual que si no es tomada en cuenta, aplica los frenos de forma automática para reducir los daños. Este sistema funciona entre los 10 y 160 km/h y puede ser desactivado si así lo prefiere el conductor, aunque no sea lo recomendable. Otra novedad es el Asistente de Punto Ciego, muy útil cuando no detectamos un objeto o vehículo a nuestro costado y queremos cambiar de carril. El sistema nos alerta de esta situación mediante una vibración en el timón e incluso puede corregir sutilmente la dirección.

También es nteresante el Control Crucero Adaptativo, ideal en viajes largos, que no solo nos permite mantener una velocidad constante sin necesidad de tener el pie en el acelerador, sino también mantener una distancia entre nuestro vehículo y el que está al frente regulando la aceleración y el frenado.

MOTORIZACIÓN
La nueva Discovery Sport tiene dos opciones de motor que están ligadas a dos niveles de equipamiento. La versión de entrada, que es la que probamos, cuenta con un motor turbo de 4 cilindros, 200 caballos de potencia y 320 Nm de torque. El equipamiento es bastante completo y orientado al confort. Por otro lado, la variante R-Dynamic, con el mismo bloque, tiene una potencia y torque que llega hasta los 250 caballos y 380 Nm, respectivamente.

En ambos casos, la caja es automática de 9 velocidades y la tracción es a las 4 ruedas con el sistema de manejo todoterreno al que la marca llama Terrain Response 2, que permite diferentes modos de conducción fuera de la pista. También traen el Efficient Driveline, un programa interesante que permite desacoplar la tracción integral cuando no se necesita para así poder ser más eficiente y ahorrar combustible. La Discovery Sport tiene una capacidad de vadeo de 600 mm y es una de las más capaces en su categoría. Además, la cabina está configurada para nuestro mercado con siete asientos, un sinnúmero de espacios para guardar objetos y una capacidad de maletero que está entre los 897 y 1,794 litros, según utilicemos la segunda o tercera fila de asientos. Con un precio inicial que ronda los US$ 66 mil, estamos frente a una camioneta mediana de lujo, con equipamiento muy sofisticado y completo, que nos permite viajar por todo el país sin más dificultad que las ganas que tengamos de salir de viaje.

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°268
Septiembre 2020