ROAD TEST

Audi Q5 2.0 TFSI quattro 2017

(All New)
Agosto 2017
Por: Edwin Derteano

Experiencia premium

El mercado de vehículos premium ha venido creciendo de manera sostenida y, dentro de él, las camionetas SUV representan el 58% del total. Entre los atractivos que tienen este tipo de vehículos, en comparación con las otras opciones que ofrece el mercado, se encuentran su mayor altura libre al piso, una posición de manejo más alta y un mayor volumen y tamaño que realzan su presencia. En esta oportunidad, por cortesía de Euromotors, importador oficial de la marca en el país, hemos probado la Q5 2.0 TFSI S Tronic, en su versión más equipada, con la que la marca atiende este exclusivo y competitivo mercado de las SUV premium.

Las SUV son vehículos ideales para transitar en Lima, una ciudad con pistas en mal estado y plagada de rompemuelles construidos sin respetar las normas internacionales, que definen su forma y determinan una altura máxima de no más de 10 cm. Pero es ideal también en un país como el nuestro, que ofrece innumerables destinos y aventuras en auto sobre caminos no asfaltados y a veces hasta fuera de pista (off-road). Además, las SUV ofrecen, como señalamos, una posición de manejo más alta, con visión panorámica, factores que dan una sensación de seguridad y protección a sus ocupantes.

MUSCULOSO Y ELEGANTE
Obviamente, la Audi Q5 tiene todas esas ventajas. Cuenta además con un diseño de líneas redondeadas que le dan un aire musculoso. Adelante resalta la característica parrilla Audi de franjas horizontales cromadas en cuya parte superior se ubica el logotipo de los 4 aros de la marca. En la parte inferior hay dos tomas de aire voluminosas y en la superior, los faros delanteros alargados con luces de xenón plus.

La parte trasera, también de forma redondeada, tiene como remate arriba un espoiler y en la parte inferior dos grandes salidas cromadas de los tubos de escape. En la zona central están los faros posteriores también alargados flanqueando al logotipo de los 4 aros de regular tamaño.

En la parte lateral, una línea en forma de ola muestra fluidez y resaltan los aros de aleación de 19”, que se suman al diseño, que podríamos resumir como sobrio, musculoso pero elegante.

INTERIORES
El interior de la Q5 es propio de un vehículo premium por la calidad de sus materiales, por el esmerado acabado y el abundante equipamiento, orientado a darle comodidad al conductor y a sus acompañantes. Resaltan el tapizado de los asientos en cuero, algunas aplicaciones de aluminio y el timón multifunción forrado en cuero, al igual que la palanca de cambios. Las luces interiores son tipo LED y el techo de vidrio, panorámico.

Los retrovisores exteriores de mando eléctrico son plegables y calefactables. Hay un sensor para luz y lluvia que conecta automáticamente plumillas y luz. Los faros delanteros se regulan automáticamente cuando el vehículo está en marcha.

En cuanto a la seguridad, cuenta con un paquete completo de airbags, tanto frontales como laterales y de cortina, y también con el sistema Isoflex para fijar en la parte posterior un asiento de niños.

Para contribuir con la reducción del consumo de combustible, tiene el sistema Stop and Go, mediante el cual el motor se apaga en los semáforos o tráfico detenido y se enciende al momento de acelerar. También cuenta con un sistema mediante el cual los frenos se aplican automáticamente cuando el vehículo se detiene en un semáforo, evitando de esta forma que el conductor esté apretando el freno, y al momento de acelerar se desconecta. Pero ambos sistemas son desconectables a voluntad.

La lista de accesorios es larga de enumerar. En los tres días que conviví con la Q5, los iba descubriendo. Con cargo de olvidarme algunos, mencionaré los más importantes: asientos delanteros de mando eléctrico (el del piloto es multifunción y cuenta con un sistema de memoria que permite volver a la posición escogida de asientos, timón y espejos), maletera posterior de apertura y cierre eléctrico y posavasos en la consola central con climatización para enfriar o calentar.

El vehículo viene equipado además con cámara de retroceso y sensores de proximidad en la parte delantera, y también cuenta con el sistema de estacionamiento automático. En cuanto al sistema de sonido, es propio de un vehículo premium. Trae un amplificador de 6 canales con potencia total de 180 watts y activa 10 parlantes, incluyendo un subwoofer para la reproducción de los bajos. El equipo tiene sistema Bluetooth.

MOTOR, TRANSMISIÓN, DIRECCIÓN
El motor de la Q5 es un 4 cilindros turbo alimentado con intercooler, de 1,984 cc. Tiene regulación variable en el eje de levas de admisión y en la altura de las válvulas. El múltiple de admisión es de longitud variable, lo cual le permite obtener buen torque a bajas revoluciones y mayor potencia en altas. El motor genera una potencia de 252 hp entre las 4,500 y 6,500 rpm y un torque de 37.7 kg.m entre las 1,600 y 4,500 rpm.

La caja de cambios es de 7 velocidades y doble embrague, conectada a una tracción integral automatizada. La transmisión está conectada al sistema de control electrónico de la estabilidad y cuenta con regulación antipatinaje y bloqueo electrónico del diferencial, útiles para mejorar el control y la tracción en terrenos resbalosos. En cuanto a la dirección, es de asistencia eléctrica con regulación según la velocidad.

SUSPENSIÓN, RUEDAS Y FRENOS
La suspensión es independiente en las 4 ruedas y tipo multibrazos, alguno de ellos en aluminio, para reducir el peso no suspendido. Ambos ejes cuentan con barra estabilizadora. Los aros son de aluminio con 5 aspas dobles en forma de V. Los neumáticos son radiales, relativamente anchos de 235/55 R19.

Los frenos son de disco en las 4 ruedas, siendo los delanteros ventilados. Cuentan con el sistema antibloqueo ABS y distribución electrónica de frenado (EBD). El freno de estacionamiento es de mando electromecánico y el sistema cuenta con la función de frenado de emergencia en las 4 ruedas.

MANEJO Y CONCLUSIÓN 
Las características de su tren motriz, suspensión, dirección y frenos, permiten un manejo deportivo. Tratándose de una SUV grande con tracción en las 4 ruedas, la aceleración de 0 a 100 en 6.3 segundos es bastante buena, así como la velocidad máxima de 237 km/h, que requiere tener una suspensión y frenos que estén a su altura.

La presencia del turbo se siente prácticamente desde la salida. El vehículo cuenta con un empuje consistente a partir de tan solo los 1,600 rpm. El conductor puede seleccionar 4 tipos de manejo, desde el más económico hasta el deportivo, donde el vehículo se adapta a la opción elegida. Me sorprendió la forma en que la suspensión de brazos largos absorbe las irregularidades y baches de la pista, donde juegan un papel importante los aros de 19”. En conclusión, la Q5 es una SUV premium por sus características, equipamiento y acabados, pero también es un auto deportivo que permite un manejo rápido y divertido con total seguridad y control.

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°268
Septiembre 2020