ROAD TEST

LAND ROVER DEFENDER 110

(All New)
Julio 2021
Por: Juan Carlos de la Fuente

La heredera

Modificar o actualizar el diseño de un modelo clásico es una tarea complicada, sobre todo cuando se tiene un molde vigente por más de 70 años. Sin embargo, de alguna forma, el equipo de diseño de Land Rover ha logrado crear un nuevo modelo de Defender que apunta a convertirse en un nuevo clásico.
 

Pocos modelos llegan a tener una reputación tan marcada como lo consiguió la Defender en el campo de los todoterreno. La nueva Defender se ofrece en dos opciones de carrocería, una corta de 3 puertas que se denomina 90 y la variante larga de 5 puertas, que es la que probamos, y a la que Land Rover llama 110.

La Defender 110 tiene una longitud de 4.75 metros de largo (4.58 m tiene la 90) y es bastante alta comparada con las SUV normales que estamos acostumbrados a ver. Con sus 1.96 m se puede ver a los demás desde arriba.

El motor V6 mild-hybrid de 400 hp permite alcanzar altas velocidades sin problemas.

Línea roja, por favor no modificar

LA MISMA ESENCIA
Si bien la nueva Defender se aleja bastante del diseño del modelo original, conserva mucho su esencia, como lo vemos en varios puntos: frontal y parte posterior verticales, la rueda de repuesto posterior ubicada en el portón que se abre de forma horizontal, los faros posteriores con diseño sencillo y retro, faros delanteros con iluminación interna en forma circular y ruedas ubicadas casi en las esquinas de la carrocería.

También muestra otros detalles inspirados en la Defender de antes, como unas molduras de plástico negro ubicados en el capó y que son un recuerdo de las planchas metálicas que servían como pisaderos en el modelo antiguo. Las ventanas alpinas, ubicadas en cada lado del techo, incorporadas para que los pasajeros de los asientos posteriores puedan apreciar el paisaje, también se incluyen en la nueva Defender. Aunque el techo panorámico resulta más práctico y, por su puesto, es más moderno.

El interior es minimalista, pero se evidencia claramente que es una Land Rover por la distribución de las botoneras, la resistencia de los materiales, sin que estos dejen de ser de gran calidad y cómodos, y sobre todo porque han logrado mantener la sencillez del modelo original, aunque con toda la tecnología de estos tiempos.

Además, la nueva Defender rompe el diseño convencional de las SUV que hay en el mercado, con detalles propios, como unos remaches metálicos que resultan hasta estéticos, una agarradera en el lado del copiloto (detalle antiguo y agradable al tacto que considero necesario para cuando circulamos por caminos muy complicados) y las puertas dejan ver el color de la carrocería en lo que parecería ser un marco que recuerda a los Defender originales.

El interior es sin duda funcional y muy amplio. Land Rover llama a esta cabina, “constructivista”, y la alta calidad de acabados y materiales es parte de ello. Múltiples espacios para guardar objetos con superficies de goma para evitar que se resbalen y reducir ruidos molestos, además de una consola central refrigerada o una guantera de gran capacidad hacen de esta cabina muy práctica.

La digitalización está obviamente presente y el cuadro de instrumentos es ahora una gran pantalla digital de 12.3”, de múltiple configuración y fácil lectura. La pantalla multifunción se encuentra en un lugar de fácil acceso, justo al centro e instalado como si fuera una especie de cuadro en exhibición. Es de 10", alta resolución y estrena un nuevo sistema denominado Pivi Pro, que es mucho más rápido e intuitivo que los anteriores vistos en la marca.

Las funciones de esta pantalla son varias, pero podemos resumir algunas para no extender mucho el texto. La Defender tiene varias cámaras, una por lado, además de una curiosa cámara en el techo que sirve como un espejo cuando tenemos muchos objetos en la parte de carga. Precisamente, en esta pantalla se reproducen las imágenes de las cámaras de 360 grados y la frontal sirve para ver el camino que vamos a atravesar y evitar golpear piedras o pisar objetos puntiagudos. El sensor de inclinación y de vadeo también se muestra en pantalla y es de mucha ayuda para saber hasta dónde llega el agua si, por ejemplo, estamos atravesando un río.

PRUEBA COMPLETA
Sabemos que probar una camioneta así en la ciudad, sería dejar de disfrutar de sus principales bondades. Por eso, la manejamos en una ruta simpática en pista, para poder apreciar la suavidad del motor V6 mild-hybrid de 400 caballos y lo fácil que puede llegar a altas velocidades sin tanto problema, pero también la hicimos caminar por trocha y arena.

La suspensión independiente con amortiguadores neumáticos de la Defender estabiliza y compensa los pesos de la carrocería cuando tomamos curvas, y es de lo más suave y cómoda en trocha con piedras e irregularidades. Basta con presionar un botón para indicar al sistema que estamos en grava o ponerlo en automático y el sistema se encarga de todo. Alcanzamos hasta 130 km/h en una camioneta estándar, en un camino accidentado. Manejamos con total confianza porque la camioneta no presentaba vicios ni balanceos.

Lo más interesante fue caminar en las dunas de Asia, junto a Ramón Ferreyros, piloto de rally y experimentado instructor de la marca, quien nos guió por un camino complicado. Pero, nuevamente, bastó con avisar al sistema que estábamos en arena para que el sistema se encargara de elevar la suspensión al máximo y dosifique la entrega de torque a las ruedas que tengan más tracción, con una precisión que realmente sorprendía.

La nueva Defender rompe el diseño convencional de las SUV que hay en el mercado, con detalles distintivos.

Línea roja, por favor no modificar

PARA TODO USO
Estoy seguro que estas camionetas, exclusivas por el precio, tendrán un uso mayormente urbano y de viajes ligeros, pero advierto que es capaz de soportar cualquier terreno complicado de nuestro querido país. Solo hay que considerar que el presupuesto para mantener un juguete de estas dimensiones no es barato.

La Land Rover Defender ha sido correctamente actualizada. Ha mejorado en tecnología, confort y conducción en pista, aspectos que era necesario ajustar en el modelo pasado. Si bien la Defender original tiene su lugar muy bien ganado, los tiempos cambian y las necesidades también.

Los precios empiezan en US$ 109,990 para la versión 90 de 3 puertas y en US$ 114,990 para la Defender 110 de 5 puertas, que viene en acabado SE y con varias opciones de equipamiento propias de un todoterreno puro, pero de lujo. A partir de ahí, existen más de 300 opciones que uno puede equipar, como barras, calcomanías, accesorios, remolques, tanques, etc. Incluso existe la opción de llevar aros clásicos de fierro.

Como señalamos al principio, la nueva Defender ha conservado el encanto de la original, pero tiene una personalidad propia, algo muy escaso en el mercado de hoy.

Seguir leyendo

Galería

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N° 278
Agosto 2021