ROAD TEST

KIA Rio 2022

(All New)
Junio 2021
Por: Juan Carlos de la Fuente

Practicidad y estilo

El Rio es un modelo muy conocido en muchísimos mercados y en Perú es uno de los sedanes más vendidos, ya que ha sabido ganarse el respeto del público y un merecido lugar gracias a sus atributos desde que fuera lanzado como reemplazo del Pride hace ya más de dos décadas. Practicidad, economía y durabilidad fueron las características que lo posicionaron en los primeros lugares de ventas desde siempre.
 

Como es costumbre en el mundo automotor, las marcas suelen actualizar sus modelos cada cierto tiempo para que se vean más frescos y no se sienta el paso de los años. En 2017 se lanzó el nuevo Rio, la cuarta generación de este modelo que nació en 1999, convirtiéndose en un modelo más grande y espacioso. Desde entonces, han pasado casi cuatro años y era necesaria una revisión, algo que en la industria se conoce como facelift o rediseño.

Ese rediseño no implica un cambio de generación (o modelo) y puede tener cambios significativos en algunos casos o muy sutiles, como sucede en esta oportunidad.

Los cambios son sutiles pero bastante logrados en el exterior e interior de la nueva versión del Rio.

Línea roja, por favor no modificar

CAMBIOS A LA VISTA
Para este 2021 el Rio ha estilizado ambos parachoques. En la parte delantera, el parachoques se vuelve más dinámico, extendiendo la toma de aire hacia atrás y uniéndose al espacio que aloja al neblinero. Se introduce una sutil toma de aire secundaria que va justo debajo de la máscara, que ahora es más horizontal y estrecha. Lo mismo ocurre en la parte posterior, donde el parachoques ha sido retocado y específicamente en la parte inferior, que está cubierta por un plástico color negro, ahora muestra una especie de difusor. Los escapes siguen escondidos.

Los faros en nuestra unidad de prueba que es la versión más equipada, Sport, tiene un buen diseño y además son funcionales. Atrás son LED y la visibilidad para los conductores es impecable. Adelante, cuentan con luz diurna y una luz de giro muy útil en curvas. Vale la pena mencionar que esta luz es independiente y no se vale de los neblineros para su funcionamiento, es decir, contamos con luces altas y bajas, además de neblineros y una extra justo al lado del foco principal que es para curvas.

La parte lateral permanece sin cambios. Hay que recordar que la base estructural, que ya había incrementado su rigidez en pro de la seguridad y la dinámica, es la misma. Los aros mantienen el mismo diseño, así que es difícil notar cambios. En este caso, el Rio ofrece aros de 15 pulgadas de fierro con tapas en el caso del sedán de entrada y de aleación para las demás versiones, incluida el hatchback. Las versiones tope de gama, denominadas Sport, si vienen con aros de 17 pulgadas, incluida la rueda de repuesto.

ATRACTIVO INTERIOR
Al abrir la puerta del conductor, notamos que el timón que antes era tapizado en cuero, ahora es de uretano. Sin embargo, hay algo que se agradece: ahora cuenta con un cargador inalámbrico que es potente. El equipamiento es correcto, hay aire acondicionado manual, lunas, espejos y cierre de puertas con accionamiento eléctrico, mandos en el timón para la radio y la computadora, una llave comando, encendido de luces automático, muchos lugares para guardar objetos…

En todo caso, las diversas versiones llevan de serie una pantalla de 9 pulgadas táctil, que tiene Apple Car Play, Android Auto y Bluetooth, junto a varias App ya instaladas como Waze o Google Maps, Spotify, Gmail, WhatsApp y otras más. También contamos con una cámara de retroceso y líneas guía que son fijas.

Los asientos son de tela y con un diseño agradable en el respaldar. Encontrar la posición de manejo es fácil y hay buena visibilidad en todo momento, algo que valoramos mucho sobre todo en nuestro complicado tránsito. Lo mismo ocurre en la parte posterior, en donde dos adultos entran sin problemas y hay espacio de sobra para los brazos, piernas y cabeza. Una tercera persona tendrá que acomodarse. Resulta curioso que Kia haya decidido no incluir los apoyabrazos en ambas zonas.

En lo que respecta a seguridad, las versiones de entrada ofrecen dos bolsas de aire delanteras. Encontraremos seis bolsas en los Rio más equipados, los Sport. Lógicamente, todas las versiones equipan frenos ABS con EBD, cinturones de tres puntos en las cinco plazas y anclajes Isofix.

El Rio conserva el probado motor de 1.4 litros, que genera 98 hp de potencia, 13.6 kg.m de torque y destaca por ser muy eficiente.

Línea roja, por favor no modificar

MECÁNICA Y MANEJO
Puesto que el Kia Rio está orientado a un público que busca practicidad, la mecánica mantiene el mismo motor 1.4 litros que ya conocemos. Produce 98 hp y 13.6 kg.m de torque y tenemos opción de caja manual o automática, en ambos casos de 6 marchas. Es un motor sencillo y económico, que no molesta y es más que suficiente para circular por la ciudad. Es un punto importante a favor del Rio. Tras haber recorrido casi 500 km prácticamente solo en ciudad, con paradas, frenadas y el tráfico ocasionado por las obras temporales, el consumo promedio arrojó unos 42 km/gl. Es una muy buena cifra considerando el tráfico limeño.

El andar del Rio resulta cómodo, el tacto de la dirección y los frenos te dan confianza y eso es bueno. No todos los vehículos son así de comunicativos; además, esto ayuda a un manejo más relajado. El espacio es holgado y suficiente para cuatro adultos con equipaje eventual o de uso diario ya que el maletero, a pesar de tener un buen espacio para la categoría (350 litros), puede quedar algo corto para un viaje largo. En ese caso, una mejor opción es la variante sedán, que sí tiene un maletero grande de más de 500 litros.

RAZONES DE PESO
Hasta ahora, estoy seguro que muchos se preguntarán por qué comprar un Rio, si no hay muchos cambios. Pienso que la ventaja que ofrece el Kia Rio es gozar de un buen diseño. Vamos, sabemos que esto es algo completamente personal, pero no podemos negar que tiene una silueta muy bien lograda y armoniosa, y sucede también en el interior. A esto hay que agregarle que los precios en general se han reducido. Pero sin duda, el Rio mantiene la esencia de ser un vehículo fácil de usar, económico y con un buen valor de reventa.

Son muchos los compradores que terminan eligiendo un producto que les resulte agradable visualmente o por la economía de combustible, y ese es el caso del Rio. Si a eso le agregamos que tiene un equipamiento que cumple para un uso diario y una garantía de hasta 5 años, sin duda es una opción fuerte a considerar.  

Seguir leyendo

Galería

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N° 279
Septiembre 2021