ROAD TEST

HYUNDAI PALISADE

(All New)
Febrero 2021
Por: Juan Carlos de la Fuente

Nuevo buque insignia

Han pasado muchos años desde que Hyundai decidió no solo producir autos compactos sino también camionetas grandes e incluso sedanes lujosos. Luego de unos años con modelos como la Veracruz y la Grand Santa Fe, que han sido sus SUV con aspiraciones de lujo, nos presentan ahora a la completamente nueva Palisade, que promete una mezcla de vehículo premium con el gran espacio de una camioneta de dimensiones generosas.
 

La nueva Palisade proporciona una visión de lo que serán las venideras SUV de la marca, con líneas basadas en el concepto HDC-2 Grandmaster SUV presentado en el salón de Busan en 2018 y que ya se ve, por ejemplo, en la nueva Creta. El diseño llama mucho la atención y es así cómo el fabricante coreano quiere diferenciarse y ser una alternativa a sus rivales que ya están posicionados en el mercado. Es elegante e imponente gracias a una enorme parrilla controversial, que rompe muchos moldes con esos faros integrados al parachoques y unas cejas que terminan por completar la luz diurna.

“El espacio interior y la comodidad que ofrece la nueva Palisade están acorde al segmento”.

Línea roja, por favor no modificar

DISEÑO DIFERENTE
Estamos frente a una camioneta grande, con casi 5 m de largo. Se percibe que el espacio interior es de los más amplios y parte de esa comodidad la permite el tamaño de la puerta posterior que da acceso a la segunda y tercera fila, que es larga y facilita el ingreso a la cabina. Acá notamos varios elementos de decoración tipo aluminio pulido que recorren la carrocería, como en el marco de las ventanas, la base de la parrilla del techo y en la parte baja de las puertas.

La parte posterior es menos arriesgada, con faros verticales que tienen un diseño interno con luces LED gruesas, elementos decorativos en color plata que resaltan la elegancia y una salida doble de escape que es real.

El interior es un ejercicio de diseño muy diferente a lo que Hyundai nos tenía acostumbrados. Resulta minimalista, de trazos simples, pero hereda la elegancia que se percibe en su marca de lujo Genesis. Lo más llamativo es un enorme cuadro horizontal que abarca hasta el centro del tablero y engloba el cuadro de instrumentos con la información exclusiva para el piloto y también el sistema de infotenimiento. Este último va situado justo en el centro superior del tablero y contiene una pantalla táctil de buena respuesta y nitidez; desde aquí podemos controlar varios parámetros del vehículo, como el sistema de sonido, la conexión de celulares, configuraciones generales y otros más.

Adicionalmente, existen botones de acceso rápido al menú de opciones de la pantalla, aunque esto resulta algo innecesario. El control del climatizador está justo abajo, es fácil de usar y tiene una pantalla monocroma con los datos básicos.

Y es aquí donde nos encontramos con otra sorpresa: la Palisade no cuenta con palanca de cambios, ni perilla que los gestione. Lleva botones, al estilo del Ioniq, su vehículo eco amigable. Es fácil de usar; basta presionar el botón que necesitamos para avanzar (D), retroceder (R) o estacionarnos (P).

El equipamiento que ofrece la versión Style resulta completo, con tapicería en cuero, climatizador trizona, auto hold, velocidad crucero, acceso de confort con encendido a botón, cámara de retroceso, sensores de proximidad posteriores, aros de 18 pulgadas, cargador inalámbrico de celulares, pantalla multimedia de 8” y todos los accesorios con funcionamiento eléctrico. La versión más equipada, Limited, agrega luces LED adelante, sensores de proximidad delanteros, cámara 360 grados, doble sunroof, pantalla multimedia de 10.25”, equipo de sonido Infinity; asientos delanteros eléctricos, calefactados, ventilados y con memoria para el conductor, aros de 20 pulgadas y portón posterior eléctrico con ajuste de velocidad y altura.

En el apartado de seguridad, incluye seis bolsas de aire, frenos ABS con distribución de frenado, control electrónico de estabilidad, asistente en pendientes y detector de punto ciego estándar. De forma adicional, en la versión Limited encontramos control de descenso en pendientes, punto ciego posterior y asistente de salida segura (bloquea las puertas posteriores si detecta la aproximación de vehículos).

MOTOR Y MANEJO
El motor que llega a nuestro mercado es el V6 a gasolina de 3.5 litros, que genera 273 hp de potencia y 34.2 kg.m de torque. Si bien son cifras comunes en este segmento, llama la atención la ligereza con la que mueve a la camioneta y el sonido ronco que brinda al acelerar a fondo. En líneas generales, el conjunto motor-caja resulta suave. La caja automática de 8 velocidades hace un buen trabajo en pro de la economía de combustible y tiene modos de manejo que gestionan el tacto del acelerador, la respuesta de la caja y la dosificación del combustible. Aún así, las recuperaciones pueden resultar un tanto lentas pues la camioneta pesa alrededor de dos toneladas.

La Palisade sin embargo nos brindó una buena respuesta de aceleración en el arranque, pese a que la unidad de prueba tenía solo tracción delantera; creemos que la opción con tracción integral HTrac es más eficiente en ese sentido, porque reduce el patinaje de las ruedas al repartir la fuerza entre ambos ejes. De esta forma mejora la aceleración pero, sobre todo, permite salir del asfalto. La versión Limited es la que cuenta con tracción permanente a las 4 ruedas y tiene modos de manejo off-road para mejorar sus capacidades según el terreno.

El andar de la Palisade tiene sus contrastes. Por un lado, la suspensión hace un buen trabajo al absorber los baches y ondulaciones de forma tal que el andar es muy cómodo, pero esa suavidad también nos hace sentir que estamos más en una miniván y los neumáticos pueden rechinar incluso con las curvas más ligeras. En este caso contábamos con las ruedas de aro 18 y seguramente este comportamiento mejora con el aro 20 que tiene un perfil más deportivo.

Pero claro, no buscamos una camioneta de estas dimensiones para correr, sino mas bien por la comodidad y espacio que puede brindar. En este punto es donde Palisade cumple muy bien su cometido. Si las plazas delanteras nos parecieron espaciosas, los asientos de la segunda fila parecen de una sala. Es algo típico en este segmento y Hyundai no podía quedarse atrás. Además, hay varios lugares para guardar objetos, puertos USB para la carga de accesorios y un gran espacio para acomodar nuestras piernas o incluso descansar en viajes largos ya que podemos inclinar el respaldar.

El acceso a la tercera fila es fácil, basta con presionar un botón y tenemos acceso a un espacio adicional en el que sí pueden ir adultos sin problemas.

EN RESUMEN
Hyundai viene trabajando mucho en su imagen, y la Palisade representa ahora la máxima expresión del fabricante coreano en cuanto a lujo. El resultado nos ha gustado, por las comodidades y accesorios que ofrece. Aunque el diseño puede ser un “tómalo o déjalo”, seguramente muchos simpatizantes de la marca van a inclinarse por este nuevo modelo por la confianza que brinda la marca.

La Palisade se encuentra a la venta desde US$ 43,990 en la versión Style 2WD y ofrece hasta 5 años de garantía con kilometraje ilimitado. Es una propuesta tentadora. 

Seguir leyendo

Galería

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°272
Febrero 2021