LA REVISTA

KIA STINGER GT Line

Septiembre 2020
Por: Automás

Propuesta seductora

Los coreanos decidieron jugarse el todo por el todo con un Gran Turismo, contrariamente a lo que indicaba la preferencia del mercado: las SUV y crossover y su gran índice de crecimiento en los últimos años. Un GT es un sedán de dimensiones generosas, que permite un viaje relajado y cómodo pero que a la vez es capaz de ser muy rápido. El Stinger fue concebido como tal y aquí en Automás pudimos probarlo en sus dos versiones disponibles en Perú, aunque en esta ocasión hablaremos de la versión más accesible de la gama, el Stinger GT Line con motor 2.0 litros turbo.
 

Sin necesidad de montar un logotipo de marca premium, el Stinger es un auto bastante llamativo por su diseño imponente. La carrocería es larga, mide unos 4.83 m, y también es ancha (1.87 m). La caída posterior adopta una silueta tipo cupé, aunque técnicamente es un fastback y, gracias a ello, goza de un portón enorme para el acceso de equipaje en la parte posterior.

Tiene elementos que nos recuerdan que estamos frente a un auto con aptitudes deportivas, como las salidas de escape y algunos detalles en el capó y la carrocería. Además, los faros posteriores cuentan con iluminación LED y abarcan hasta el guardafango posterior.

ELEGANTE Y SEGURO
En el interior, podemos gozar de varios elementos de lujo. La cabina en general es amplia y tiene un estilo envolvente. Los materiales que simulan aluminio, algunos acabados en negro brillante y la tapicería en cuero, le dan un ambiente elegante. La gran mayoría de elementos utilizados en el Stinger son de buena calidad y están por encima del promedio; aunque no entra específicamente en la categoría de lujo, el ensamble de piezas es muy bueno.

Otro factor destacado es el nivel de equipamiento. El Stinger se ofrece en dos versiones: el GT que lleva un V6 biturbo de 365 hp y está más equipado, y el GT Line, que ofrece 251 hp, tiene algo menos de equipamiento pero también es más económico. Aun así, es muy generoso con los accesorios de serie que ofrece. Cuenta con faros LED en la parte frontal y posterior, sensores de lluvia y luz, tapiz en piel, asientos eléctricos y calefactables, con memoria en el del piloto, climatizador dual, cargador inalámbrico, comando SmartKey, sistema de audio Harman Kardon con 13 altavoces y 2 subwoofer, pantalla táctil de infotenimiento de 8 pulgadas y conexión a celulares mediante Apple Car Play, Android Auto y Bluetooth, sunroof y aros de 19 pulgadas en doble medida (son más anchos atrás).

En materia de seguridad también presenta una buena dosis de elementos: siete bolsas de aire que incluye una para la rodilla del piloto, detector de punto ciego, control electrónico de estabilidad, asistente en pendientes, sensores de proximidad delanteros y posteriores junto a una cámara de vision 360°, ABS, EBD y, por supuesto, anclajes Isofix para los menores en los asientos posteriores. Quizá lo único que extrañamos es el sistema de frenos Brembo y la alerta posterior de tráfico cruzado que están reservados para la versión GT V6.

LOGRADO BALANCE
La mecánica del Stinger GT Line no tiene mucho que envidiar al V6 del GT. Lleva un motor de inyección directa, cuatro cilindros y un solo turbo, que genera 251 hp y 36 kg.m de torque junto a una caja automática de ocho velocidades que envían toda la fuerza al eje posterior. Si bien no es tan explosivo como el V6 biturbo, este cuatro cilindros hace el 0 a 100 en sólo 6.3 segundos, una cifra que puede dejar mal parado a cualquier deportivo. Además, ofrece cinco modos de manejo, de los cuales preferimos el modo Normal o Sport.

El KIA Stinger es un modelo con pretensiones muy altas, que ofrece una buena dosis de potencia, buen manejo y un diseño que llama la atención.

Línea roja, por favor no modificar

La idea de un Gran Turismo es ofrecer un equilibrio entre el desempeño del motor y la comodidad de la cabina. En líneas generales, el Stinger tiene un buen balance gracias a la puesta a punto de la suspensión y la dirección, que tienen raíces alemanas ya que el encargado de este trabajo fue antes el responsable de la división deportiva de una marca bávara. A pesar de tener una suspensión un tanto firme, no llega a incomodar a los pasajeros; sin embargo, es un auto que se disfruta más al volante.

El KIA Stinger es un modelo atípico de la firma coreana. Con pretensiones muy altas, ofrece una buena dosis de potencia y un buen manejo junto a un diseño que llama la atención de cualquier persona sin necesidad de ser un entendido de los autos. Para quien guste de la marca, el Stinger se ofrece desde 49,990 dólares y resulta una alternativa a considerar para quien quiere hacer el salto respecto a un Optima, pero con la ventaja de ahorrarse unos buenos dólares frente a un GT alemán.

Seguir leyendo

Galería

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°270
Noviembre 2020