Ford Fusion: veloz con clase

Ford es una marca con más de 100 años en la industria y con varios modelos históricos que la respaldan. En los noventa concibió al Mondeo, sedán mediano con equipamiento por encima del promedio y detalles de alta categoría, que lo acercaba al entonces tope de gama Taurus. De aquel modelo con diseño ovalado solo conocimos la primera generación y poco o nada de la segunda. El tiempo pasó y en el mercado sudamericano, al pasar a su tercera generación en 2005, el Mondeo fue rebautizado como Fusion, cuya nueva versión probamos por cortesía de Ford Perú.
ESCRIBE: JUAN CARLOS DE LA FUENTE

El Fusion fue el primer modelo de Ford en usar la máscara frontal cromada y un diseño de líneas rectangulares. En 2011, cuando la marca lanza la segunda generación de este modelo (la cuarta del Mondeo) con un diseño a lo Aston Martin, elegante y muy fluido, logra una buena aceptación porque además ofrecía alta tecnología y sus nuevos motores EcoBoost, de menor cilindrada compensada con sobrealimentación. De hecho, en otros países tuvo tan buena acogida que se vendieron más de 300 mil unidades de esta última generación.

fusion6
fusion5

DEPORTISTA EN TERNO
Para este año, el Fusion pasó por una actualización de diseño, un cambio a mitad de vida que refresca el conjunto y se ve muy bien. El frontal llama la atención por su “Aston Martin-look” que, como señalamos, empezó con este modelo y luego se extendió a toda la gama hasta llegar al Fiesta y nuevo Ka. Tiene líneas sobrias y continuas por el costado que se completan con el nuevo diseño de aros en 18 pulgadas de doble tono y rayos múltiples con neumáticos GoodYear Eagle F1 en medidas 235/45 R18. Pero el mayor protagonismo lo tiene el capó largo con nervaduras que terminan en una mirada achinada y una boca seria que emulan a un animal dispuesto a atacar.
Ahora todo es LED, los faros delanteros y posteriores e incluso la iluminación interior. Cuenta con luz diurna (Daytime Runing Lights) que cambia de color al utilizar el direccional y, en la parte posterior, resalta un cromado que une los dos faros posteriores con mucha elegancia. También llaman la atención, en la parte baja del parachoques posterior, dos embellecedores cromados de escape. En general, de americano tiene solo las medidas grandes, el look es más bien europeo.

UN INTERIOR AVANZADO
En estos días, ya no es novedad el abrir las puertas y encender el auto mediante un botón, mientras tengas el comando del auto. Sin embargo, el Fusion ofrece más opciones: puedes también encender el auto a distancia, además de pedirle al auto que se estacione prácticamente solo en paralelo y en perpendicular, que te ayude a mantener un carril o que te avise si estás muy cansado para manejar.
Pero dejando de lado el tema tecnológico, cuando te subes al Fusion te encuentras con un interior bien logrado, con materiales suaves al tacto y con una distribución uniforme que, si bien no llega a ser la de un producto premium, puede opacar a varios rivales de marca generalista.
La posición de manejo es cómoda y los asientos son suaves, de cuero, con hasta 10 opciones de regulación eléctrica. A la comodidad también contribuye el timón cargado de botones, con ajuste en altura y profundidad, y el fácil acceso a los comandos del auto mediante la pantalla central de 8 pulgadas Sync3 de Ford, que tiene buena respuesta al tacto y es de fácil conexión con el celular, donde también aparece la cámara de retroceso. Algo muy útil para este auto de casi 4.90 m de largo, comandos de voz, audio, climatizador y ajustes en general.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un detalle muy peculiar se encuentra en la consola del medio, donde en lugar de la tradicional palanca de cambios y freno de mano, encontramos un selector radial similar a los que usa Jaguar-Land Rover, seguido de un botón para accionar el freno de estacionamiento, de tal forma que se ha podido ganar mucho espacio para guardar más objetos.

LA MAGIA DEL TURBO
Mover los casi 1,600 kg del Fusion no es problema para los 245 hp que produce el motor. El auto se siente ágil ya que la entrega de torque se da desde bajas rpm y la presencia del turbo se hace sentir al pisar a fondo el acelerador. Y ahí es donde hay que tener cuidado. Si bien este motor puede ser económico para su clase, si es que se le lleva de forma calmada, el empuje del turbo al acelerar es adictivo y eso malogra el promedio de consumo.
La caja de cambios es automática de 6 velocidades, se denomina SelectShift y está orientada al confort, con un paso de marchas casi imperceptible y de funcionamiento eficiente. Esta configuración cambia en modo Sport, donde la computadora aprovecha casi todo el rango de revoluciones, pero siempre protegiendo el motor.
El conjunto de la suspensión aisla muy bien el mal estado de las pistas, absorbe excelentemente los baches y no se filtran las imperfecciones. La cabina es una de las más herméticas que hay en el mercado, lo cual es bueno para no escuchar las bocinas molestas de otros autos en el tráfico y aprovechar el magnífico equipo de sonido y sus 11 altavoces Sony.
La dirección electrónica no transmite los desperfectos del camino y dirige muy bien el conjunto. Al exigirlo en curvas cerradas, se pierde un poco la sensación de manejo, pero sin perder el control, y ahí tiene mucho que ver su sistema de control de torque, donde la computadora evalúa, mediante sensores, a qué rueda se le debe entregar más o menos fuerza e incluso aplica los frenos si es necesario para optimizar la maniobrabilidad.

En este segmento no basta con ser bueno y confiable, se necesita tener personalidad, estilo o performance. El Fusion tiene un poco de todo.

fusion1

MÁS QUE UNA CARA BONITA
El nuevo Fusion viene con mucha carga tecnológica, un diseño elegante y agresivo, buenos acabados y un motor muy potente. Se comercializa en una única versión pero con todos los opcionales disponibles, lo que la hace un rival difícil en su categoría. Además, tiene un precio de US$ 30,990, que parece justo para toda la lista que ofrece.
Tiene rivales muy consolidados, como el Accord y el Camry, y otros no tan veteranos pero importantes, como el Mazda 6 o el Legacy. Sin embargo, ninguno te ofrece el picante de un motor turbo y un diseño agresivo, además de la comodidad y presencia que este segmento exige.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s