HARLEY-DAVIDSON STREET GLIDE SPECIAL: Viajera y deportiva

La Harley-Davidson Street Glide Special es una Street Tourer con que la tradicional marca americana añade nuevas dimensiones de maniobrabilidad, aceleración y manejo deportivo a su gama. Todo sin abandonar las características de estilo, comodidad, mecánica y diseño que la han hecho una de las favoritas de los aficionados.
A lo largo de los años he probado varios modelos de Harley-Davidson conforme iban apareciendo. Siempre le tuve respeto a la marca por su antigüedad (nació en 1903) y por su posicionamiento muy fuerte en varios mercados del mundo, que valoran su diseño, sonido y gran presencia. Sin embargo, su manejo y características estaban un poco lejos de lo que yo valoro en una motocicleta, que va más por el lado de la maniobrabilidad, aceleración y manejo deportivo.
Con el correr de los años también he ido valorando cada vez más la comodidad, pero ha sido en esta oportunidad que me he encontrado con una Harley diferente, que sin perder su apariencia clásica, ha sabido añadir más potencia, aceleración y maniobrabilidad de las que nos tenía acostumbrados.
En esta oportunidad, por cortesía de Motoline, representante de Harley-Davisdon en el país, probamos la nueva Street Glide Special.

hd-automas-web-5

EL DISEÑO
Es una moto tipo Street Tourer de voluminosa apariencia, con un buen carenado, timón alto, tanque tipo gota de agua, asiento de doble altura y alforjas laterales que marcan su concepto Tourer. Al diseño se suma el guardafangos delantero de diseño retro y el voluminoso y vistoso típico motor de Harley bicilíndrico en V, cargado de tapas pulidas y cromos los dos escapes, uno por lado. Se suman al diseño una barra protectora de piernas cromada en la parte delantera y el gran faro de luz principal, con bordes cromados y el sistema de escape con silenciadores a ambos lados.

EL MOTOR
El motor mantiene la forma en V que caracteriza a la marca. A lo largo de los años Harley ha introducido mejoras y en esta última entrega ha presentado una bastante significativa que es el uso por primera vez de 4 válvulas por cilindro, lo que mejora considerablemente su rendimiento, produciendo mayor torque y potencia. La cilindrada es de 1,745 cc y es alimentado mediante inyección electrónica secuencial. Los amigos de Harley no mencionan su potencia, pero sí un elevado torque de 15.3 kg.m a 3,250 rpm.

TRANSMISIÓN
El motor está acoplado a una caja de cambios de 6 velocidades, la cual ha sido revisada, haciendo de su accionar más suave y libre de ruidos, beneficio que se siente en el momento de engranar la primera marcha sin ningún sonido ni golpe. La transmisión final a la rueda es mediante la ya característica faja dentada que no requiere lubricación y no produce sonidos.

RUEDAS, NEUMÁTICOS, FRENOS
La moto viene equipada con dos discos en la rueda delantera de 32 mm, con caliper de 4 pistones. En la rueda trasera también hay un disco similar, con el mismo caliper.
Los aros son de aleación tipo aspas; el delantero es de 19” y el trasero de 16”. El neumático delantero es 130/60 V19 y el trasero 180/65 V16.

LA ELECTRÓNICA
En este modelo, Harley hace un alarde de electrónica, comenzando por la pantalla de información que da la temperatura del aire, la presión de aceite, la temperatura del motor y el sistema de monitoreo de la presión de neumáticos, entre otra información, y permite accionamiento por voz. También hay un radio con USB, Bluetooth y parlantes a prueba de agua. Las instrucciones para operar tanto la pantalla como el sofisticado equipo de audio ocupan un espacio considerable dentro del manual del propietario.
La moto cuenta con un sistema antirrobo, que incluye una sirena. El arranque es del tipo Keyless, así que no hay que retirar la llave del bolsillo. Uno se acerca a la moto y esta detecta la presencia de la llave y permite activar el sistema de arranque.

INSTRUMENTOS
En la parte posterior del carenado están los vistosos instrumentos analógicos, que incluyen el velocímetro, tacómetro, indicador de combustible, carga de batería; el odómetro, que incluye varias alternativas como Recorrido A, Recorrido B; también hay un indicador de la marcha engranada y luz testigo de presión de aceite.

hd-automas-web-1

EL MANEJO
Tuve varias sorpresas al retirar la moto de las instalaciones de Motoline. El motor al arrancar inmediatamente emana el característico y agradable sonido Harley, pero ya no vibra. Las vibraciones se han reducido considerablemente y, al enganchar la primera velocidad, donde antes había un sonido seco en esta oportunidad simplemente se engrana con mucha suavidad. La voluminosa y pesada moto, al ponerse en marcha, es como si perdiera peso, su bajo centro de gravedad permite maniobrarla con mucho más facilidad de la que uno espera.
Es posible andar con la moto a muy baja velocidad, sin tener que poner los pies en el piso; está muy bien equilibrada. El gran carenado que protege al conductor del viento, tiene, sin embargo, una toma de aire que permite el ingreso de este hacia el conductor, muy útil cuando el día es muy caluroso. La posición de manejo es bastante cómoda y el asiento que está a solo a 68.5 cm del piso permite a conductores de talla mediana poner los pies en el suelo con bastante equilibrio.
Me sorprendió la facilidad de manejo de la moto en uso urbano, pero el fin de semana me fui con mi mujer al sur, hasta Paracas, para ver cómo se portaba la Street Glide en carretera y fui gratamente sorprendido. Esta Harley sí acelera, sí dobla y sí frena como no lo había visto en modelos probados anteriormente. La moto es bastante más maniobrable de lo que uno piensa al ver su apariencia voluminosa y peso (361 kg). Además, durante el viaje estás acompañado del característico y agradable sonido del motor Harley. Los dos discos delanteros con su caliper de 4 pistones, ahora si frenan eficientemente y sin patinar, gracias al ABS. Al frenado también contribuyen las llantas anchas.
En la carretera, la moto se siente en su hábitat, es una devoradora de kilómetros sin fatigar al conductor, que viaja muy protegido del viento por el voluminoso carenado. El torque del motor permite recuperaciones de velocidad, sin requerir muchas veces bajar cambios. Durante un buen rato estuvimos encima de los 170 km/h y si no ves el velocímetro, no sientes que estas viajando a esa velocidad.

CONCLUSIÓN
Para los amantes de la marca y para los que quieren serlo, ahora tienen en la Street Glide Special, una Harley que ya no vibra, que acelera, dobla y sigue teniendo imán para las miradas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s