Porsche Panamera: Doble personalidad

Porsche, el fabricante alemán de vehículos de alta performance, presentó la segunda generación de su sedán deportivo Porsche Panamera. El Panamera debutó el 2009, impresionando por su combinación de comodidades de gran sedán con performance deportiva, y la nueva generación ha potenciado estas características con impresionantes dosis adicionales de potencia y tecnología. Automás estuvo en la presentación regional que se realizó en México y que tuvo como tema un recuerdo de la legendaria carrera Panamericana.
Escribe: Roberto Roig

Al escuchar el nombre Porsche los aficionados se imaginan a los poderosos 911, íconos de la marca. Por cierto que los 911 siguen siendo, en sus múltiples variantes, el núcleo de la marca pero a partir de este siglo 21, Porsche ha añadido otras carrocerías. Todo empezó con la SUV Cayenne que vio la luz el 2002. Más aún llamó la atención y puso caras de extrañeza en algunos puristas cuando el 2005 Porsche anunció un gran sedán (o Gran Turismo) de lujo. Este fue el primer Panamera que estuvo a la venta el 2009. Ambos modelos tuvieron gran aceptación y de hecho, acompañados con la SUV Macan, integran la mayor parte de las ventas de la marca alemana.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para el Panamera llegó la hora de una segunda generación con un cambio completo de modelo. A veces estos “full model change” no son tan “full” pero en este caso Porsche informa que del anterior modelo solo queda el concepto, la imagen y el nombre.
Pocas cosas pueden despertar tanto el entusiasmo de un periodista del auto como la presentación de un gran deportivo de lujo. Visiones de gran manejo de potentes vehículos y de conocer y disfrutar de las más adelantadas tecnologías y accesorios vienen de inmediato a la mente. Así que con gusto pusimos en nuestra agenda el lanzamiento regional que la marca había preparado en México. Para aumentar el atractivo el programa incluía la promesa de revivir y hacer un recorrido cronometrado de una etapa de la legendaria carrera Panamericana.
Pero para empezar por el principio llegamos a Ciudad de México, que recientemente ha perdido su tradicional apelativo de Distrito Federal, y nos alojamos en un hotel en una nueva zona financiera. Ahí en la noche recibimos las primeras informaciones sobre el nuevo vehículo y pudimos verlo y conversar con los expertos de la marca sobre las aparentemente incontables novedades que trae.
Lo que se resaltó desde un primer momento es que este Gran Turismo de 4 asientos es, como ya lo hemos mencionado, una combinación de un auténtico deportivo con un confortable y seguro sedán para el uso cotidiano.
Quizá a primera vista el nuevo Panamera no parezca tan diferente al anterior pero en realidad estrena un nuevo diseño que, como nos indicaron y se nota, presenta proporciones más alargadas y dinámicas, hombros más marcados y una línea del techo que desciende rápidamente. La apariencia general y la silueta, eso sí, se ven más emparentadas con el característico estilo del 911. Vaya la indicación que es un auto grande, que con 5.05 m de largo, 1.94 m de ancho y 1.42 m de alto ha crecido en todas sus dimensiones. Hemos llamado sedán o Gran Turismo al Panamera pero también se puede enmarcar en esa categoría relativamente nueva que es el cupé de 4 puertas (5 si se considera que tiene un portón posterior). Esto es visible por la mencionada caída del techo a modo de cupé.
Otros detalles delatan que el auto es de clase superior. Un alerón trasero plegable (extensible en el Turbo), luces tridimensionales led adelante y atrás de distintivo diseño, tubos de escape dobles de acero (diferenciados por versión), grandes neumáticos deportivos ZR de hasta medida 20, y muchos otros. Un impresionante conjunto.
Así que luego de la presentación estática vino la parte dinámica y muy dinámica iba a ser con el programa preparado por los organizadores. La diversión empezó pronto ya que los participantes recibimos un casco y una camiseta alusivos a la carrera Panamericana. Los autos, siete unidades entre Panameras S y Panameras Turbo, venían adornados con sus números de carrera en la puerta y tenían los nombres de los participantes escritos en las ventanas.

porsche_panamera_automasweb-6
Así que sintiéndonos un poco audaces corredores de rally pusimos rumbo a Toluca en cuyas vecindades se encuentra el tramo de carretera que es parte de una de las etapas de la Panamericana. Si han estado en ciudad de México saben que es muy grande y tiene un tránsito intenso. La salida hacia la carretera fue pues motivo para ir conociendo el auto y probando que, en efecto, cuando está en el transito urbano se porta como el más civilizado de los sedanes familiares (actitud también conocida como “piel de oveja”).
Empezamos la jornada en el Panamera S. Hay algunas diferencias con su más potente y equipado hermano mayor Panamera Turbo pero vaya por delante que es más que suficientemente cómodo y está abundantemente equipado. El arranque siempre está a la izquierda del volante como es detalle propio de Porsche. Sin embargo más llamaban la atención las novedades como el tablero y la interface de usuario (¿de qué otro modo llamarla?). Hasta hace poco Porsche no era un gran creyente en los sistemas de control electrónicos con pantallas y menús y algunos de sus modelos tenían botones físicos para la mayoría de las funciones. En algunos casos el tablero y la consola dejaban poco que envidiar a un avión. En todo caso, Porsche se ha pasado a lo electrónico y este Panamera es el modelo más digitalizado e interconectado que ha salido de sus fábricas. Se han pasado al otro extremo en cuanto a botones y ahora utilizan superficies táctiles con iconos iluminados. Una gran pantalla LCD se encuentra al centro del tablero y controla los equipos de entretenimiento, comunicaciones, cámaras de estacionamiento y muchos otros. Esta pantalla se puede personalizar para acomodarla a las necesidades y hábitos de cada piloto. Delante del conductor entre los instrumentos destaca un gran tacómetro central como para dejar testimonio de que estamos en un deportivo. Este dial está flanqueado por otras zonas digitales que sirven para las luces testigos y accesorios. Una descripción incluso somera del equipamiento ocuparía toda la revista seguramente. Gran cuidado hay en optimizar las posición del piloto para lo que el asiento cuenta con ajustes eléctricos en cada dirección imaginable. El timón tiene un gran tacto.
porsche_panamera_automasweb-5
Ya más familiarizados con el auto salimos hacía la carretera donde en una hora más o menos habríamos de llegar a Toluca y de ahí pasar a una zona campestre desde se observan excelentes paisajes comandados por el nevado volcán Toluca. Luego de una dinámica marcha en la que se pudo poner a prueba la potencia y velocidad del Panamera S nos encontramos listos para hacer nuestro recorrido cronometrado en un tramo de la etapa Raices-Sultepec de la carrera Panamericana.
Tanto el S como el Turbo estrenan nuevos motores que siguen con la exitosa idea del downsizing en el que se dota a los vehículos de motores más pequeños pero sobrealimentados. Esto resulta en un ahorro de combustible y de emisiones sin sacrificar potencia y dinámica. El S usa un motor biturbo V6 de 3.0 litros que genera 440 hp y un torque máximo de 56 kg.m, números notables para cualquier vehículo de serie. La caja es una PDK de doble embrague de 8 velocidades. La tracción es permanente en las 4 ruedas mediante el sofisticado sistema Porsche Traction Management.
Así que nos pusimos los cascos y a emular a los históricos que han cubierto esta ruta. La prueba era de regularidad no velocidad pero hubo abundante diversión salvando las diversas curvas del trabado camino (que había sido cerrado al tránsito para la ocasión). La precisión de la dirección y la acción de las sofisticadas ayudas al manejo se ponen a prueba en un recorrido de estos aunque fuera de cortos 10 km. No parecía que estábamos al volante de un auto de más de 5 metros de largo por la agilidad y seguridad en las curvas.


Luego de esta inolvidable experiencia, ya de regreso, pudimos subir al Turbo y quedar aún más impactados por la velocidad explosiva pero controlada que puede generar. Hay que decir que el Panamera se fabrica con abundante uso de materiales ligeros como el aluminio sobre la plataforma modular estándar de propulsión (MSB) desarrollada por Porsche. A pesar de lu ligereza el Panamera está construido para ofrecer las más altas cotas de seguridad. La defensa de la cabina para casos de accidente es excepcional con un el travesaño frontal ultra rígido hecho de acero aleado con boro. Además, todo el frontal y la cabina están protegidos por aceros ultrarrígidos moldeados en caliente.
Con el Turbo pasamos a ser movidos por un V8 biturbo de 4.0 litros con una potencia de 550 hp y el torque creció hasta los 78 kg.m. Con un rugido y sin que se percibiera ni rastros de lag en el turbo pudimos sentir el verdadero poder de este deportivo. Pone el 0 a 100 km/h en 3.8 segundos y tiene una velocidad máxima de 306 km/h. Para alguna futura ocasión en que nos encontremos en un circuito nos queda acercarnos a esa velocidad, probar el launch control y un botón (alguno quedaba) que según nos contaron entrega toda la potencia en un rush de 20 segundos.
El Panamera llegará el Perú en los próximos meses con un precio que arranca cerca de los US$ 140,000.
Así como es difícil dejar de manejar el Porsche Panamera también es difícil djar de hablar y escribir sobre él. Pero hay que poner punto final con la promesa de volver a ocuparnos de este excepcional vehículo y de su avanzada tecnología en futuros números de la revista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s