La primera: MG GS 1.5T

Morris Garage (MG) presentó la primera SUV de la marca. Se trata de la GS, un derivado del concept del 2013 denominado CS, y que fue lanzada en el Salón del Automóvil de Shanghai. Con este modelo, MG ingresa al segmento más competitivo de las SUV, donde en nuestro mercado tiene duros rivales.

MG1

Escribe: Tito Maruy

La manejamos un fin de semana y créanme que tiene con qué pelear. Con sus 4.50 metros de largo, 1.86 m de ancho, 1.68 m de alto y 2.65 m entre ejes, encaja perfectamente con las dimensiones promedio de los vehículos que lideran el segmento: la Kia Sportage (4.44 m), la Hyundai Tucson (4.48 m) y la Toyota RAV4 (4.61 m), por citar tres de las más emblemáticas. La GS nace del trabajo conjunto de la oficina de diseño de SAIC Motor en Inglaterra, en Longbridge-Birmingham, que tiene como cabeza a Martin Uhlarik, y la oficina de diseño global en Shanghai, que dirige Anthony Williams-Kenny. Morris Garage forma parte del grupo SAIC Motor.
Williams-Kenny ha liderado el diseño de los modelos exitosos de la marca como el MG5 y el MG6, de los cuales alguna reminiscencia hay en la GS, sobre todo con el MG5. La forma de la máscara es prueba de esto. El concepto general es bueno en lo visual; la GS es atractiva y llama la atención.
El capó de centro bajo, las pequeñas rendijas de la máscara a los extremos del emblema octogonal característico, los grandes faros delanteros, el corte trapezoidal inferior de la funda de parachoques que da paso al mascarón inferior de generosas dimensiones con las hendiduras para los neblineros y las luces LED diurnas, muy efectivas por cierto, reflejan un trabajo al detalle.
Los volúmenes han sido bien trabajados. Las áreas sólidas y las superficies vidriadas componen un diagrama equilibrado y correcto. La línea de cintura en cuña, los arcos de los guardafangos difuminados, los protectores plásticos de la línea baja, todo habla de un diseño contemporáneo bastante clásico. Sin arriesgar mucho han logrado un producto muy agradable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El interior es de estilo clásico – contemporáneo. Buena combinación de colores en la unidad que probamos, carrocería negra ébano con el interior negro y gris oscuro para los insertos. La calidad de los plásticos interiores se ve bien y correcto. Los tapices quedan bien tanto en textura como en calidad. El tablero de superficie plana es, para mí, visualmente mejor que aquellos que tienen demasiadas protuberancias. Juega con las perspectivas y ángulos, pero sin exagerar. El tablero de instrumentos de doble esfera y pantalla central multifunción es de fácil lectura, tanto de día como de noche, con una tenue luz clara. Si pasamos el selector de la caja de cambios a ‘sport’ secuencial, todo el tablero cambia a rojo.
El asiento del piloto y, en general, los asientos son cómodos. La regulación de altura y longitudinal del piloto, sumados al timón con regulación de altura y profundidad, hacen que lleguemos a la posición correcta de conducción sin problema. La visión perimétrica es buena, salvo a través de la luneta de la compuerta, que es pequeña y que se ve limitada por los apoyacabezas de los asientos posteriores, algo común en las SUV; uno se acostumbra a usar más los espejos laterales. El espacio para los pasajeros – piernas y tronco – es bueno, a pesar de ser una SUV compacta. La ‘portátil’ se acomodó sin problemas ni calambres.
Una revisión visual antes de arrancar: buena posición de la palanca de cambios, en este caso de la automática de doble embrague y 7 velocidades. Toda a la derecha se pone en secuencial con la selección inversa, + hacia adelante y – hacia atrás, a la forma convencional de trabajo de una caja secuencial de competencia. La ergonomía interior es buena, nuestra ergonomía mental no mucho, nos costó trabajo entender que las luces se prenden al estilo europeo, no de la palanca lateral izquierda, sino de la perilla en el tablero. Muchos espacios libres para dejar cosas, tapasoles con espejos en ambos lados, buena luz interior.
La pantalla de 6” al centro del tablero puede ser para el radio, cámara de retroceso, pantalla del navegador o reproductor de DVD. La resolución es buena. El equipo de sonido radio FM/AM, CD, USB, Aux, SD card, conexión Bluetooth y DVD con 4 parlantes es bueno.
La GS viene equipada con un motor gasolinero de 4 cilindros, 1.5 litros, con turbo denominado GDI Cube Tech, desarrollado en conjunto con la General Motors, que eroga 165 hp y 25 kg.m de torque. La transmisión puede ser de 6 marchas mecánica o automática de 7, siempre con tracción delantera.
Dentro del segmento es la de menor cilindrada. Sus pares tienen motores de 2.0 litros pero este 1.5 turbo tiene poco que envidiarle a sus rivales. A menos de 2,000 rpm la potencia es la de un 1.5 litros, que empuja una SUV de 1,540 kilos de peso, pero superado ese régimen con el turbo soplando, la cosa mejora notablemente. Los caballos llegan todos juntos y se vuelve muy agradable de conducir. Eso sí, hay que acostumbrarse a ese pequeño ‘lag’ o retraso de la respuesta del motor al acelerar y recalcular los momentos en los que hay que pisar el pedal. Ya luego de algunos kilómetros uno se adapta. Con la aceleración dominada, el andar es muy suave. Si uno no acelera de golpe o mantiene la posición del pedal, la computadora cambia a un modo ECO para ahorrar combustible. Si necesita sobrepasar a otro vehículo en la carretera, basta con pisar más el pedal, el sistema desconecta el ahorrador y nos entrega más potencia. Ojo que con la potencia del motor, el buen diseño de la carrocería, así como con la insonorización y estanqueidad, es fácil sobrepasar los límites de velocidad en carretera sin darnos cuenta. Viaja muy suave, apenas peinando el acelerador.
La caja de cambios funciona bien, las marchas pasan casi imperceptibles si uno no está acelerando en demasía. Si uno pisa el acelerador de golpe, los enganches se sienten más y hay un momento de demora en la transición entre un cambio y otro que hace perder revoluciones, pero en condiciones normales, repito, funciona bien.
La maniobrabilidad es buena y la dirección es algo suave para mi gusto; la asistencia electrónica de la dirección hace demasiado bien su trabajo. El taraje de los amortiguadores me pareció bastante correcto, quizás algo duro para algunos, pero nada que incomodara al final, sin inclinación excesiva al virar a velocidad. Eso sí, el radio de giro me pareció largo, en algunos lugares tuvimos que hacer dos maniobras para dar la vuelta en ‘U’. Los frenos de disco en las 4 ruedas con sistema ABS, EBD, CBC, EBA y ESC ayudan a detener al GS sin perder el control; colaboran también los neumáticos de aro 17”.

MG2
Pienso que no está dirigida a un segmento en especial de personas (el marketing de MG me va a matar). Para querer una SUV no tienes que ser joven, universitario o pareja recién casada; ni yuppie ni workaholic; ni ejecutivo mayor ni cesante de la 19990. No hay edad ni un perfil específico para querer una SUV. Para un MG GS, tampoco. Solo hay que quererlo.
El precio base de US$ 18,990 dólares es muy competitivo para el segmento. Como siempre, vaya, pruebe y decida.

fichatecnica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s