KIA OPTIMA 2017: Óptimo

El Optima, el sedán mediano de Kia, está convirtiéndose en un vehículo cada vez más amplio, elegante y seguro. Se acaba de presentar el modelo 2017, que viene con dos opciones de motor, 2.0 y 2.4 litros. La caja es, en todos los casos, automática de 6 velocidades. Nosotros probamos la versión 2.4 GT Line para nuestros lectores.
Escribe: Tito Maruy

kia-optima-automas7
Cada vez que pruebo un auto interesante se lo muestro a mi esposa, que tiene una técnica interesante de evaluación de los vehículos y un protocolo inamovible. “Amor, mira esta camioneta…”, “¿De dónde es?”, “Es de China…”, descartada sin miramientos. Pero le digo: “Hoy en día las cosas han cambiado, han mejorado y…”, mirada de desprecio y a otra cosa. Si le digo que es coreano, japonés o cualquier otra procedencia, saca el detector de fallas, errores y baja calidad con esa misma minuciosidad con la que te escanea cuando regresas de una reunión con la portátil (que es el grupo de amigos incondicionales dispuestos a subirse a todo auto, sedán, cupé, SUV, pick-up o cualquier otro tipo de vehículo que probemos. No se refiere a una joven que llevemos en la maletera a todas partes, por si acaso). Siempre encuentra algo que no le gusta. Muchas veces tiene razón, muchas veces se deja llevar por estereotipos. Todas las veces es contundente: “Esa palanquita se va a romper”, “Esos faros parecen los ojos de Ultramán”, “¿Eso es cuero?”.

Difícil de complacer…

Y esto viene al caso porque Kia nos invitó a probar el nuevo Optima 2017 en su versión GT Line, el cual califica como muy interesante. Tomando como base todo lo conocido en la versión precedente, este nuevo sedán tiene todos los atributos como para llevarse una buena parte del segmento de las 4 puertas. Es atractivo por donde se le mire. Se reconoce que es un Optima, parecido a la versión anterior, pero diferente a la vez. Un juego que engaña a la mente y a la memoria. Quizás no entusiasme a aquellos que buscan un modelo totalmente distinto en cada generación, pero la verdad es que sí, es diferente.

kia-optima-automas1
Comencemos por las dimensiones de la cuarta generación. El Optima 2017 es más grande, con 4.86 m de largo (+1 cm), 1.86 de ancho (+3 cm) y 1.47 de alto (+1.5 cm). Las líneas se han afinado en el frente con faros de Xenón HID más alargados, con doble LED diurno con una forma que le otorga una mirada más penetrante. La máscara ha reducido su ancho presentando un Tiger Nose más delgado y estilizado. La toma inferior ahora abarca más área, es más larga y tiene un filete cromado que corre longitudinalmente y divide en 2 el mascarón. El GT Line no tiene neblineros porque la tecnología Xenon HID de los faros delanteros hace innecesario, según Kia, su uso. Hacia los lados quizás las diferencias no sean tan notables, mantiene las formas y volúmenes, sutiles cambios en las lunas y luneta posterior en el poste C. Los faros posteriores LED reducen también sus dimensiones creando un mejor equilibrio visual. En el conjunto se nota más elegante.

Si hablamos de elegancia, el interior rebosa de ella en el diseño, en la calidad de los materiales, en los colores. Un trabajo sobresaliente con muchos detalles. Personalmente, este tablero me atrae más que el anterior, quizás porque es más lineal y menos recargado. El anterior estaba girado hacia el piloto como un modo de facilitar la visualización y ergonomía, pero le daba una forma medio extraña, como si no quisiéramos compartir con el resto del área. Ahora es más abierto y plano, limpia el conjunto y lo hace ver más tradicional. Los pespuntes en rojo en el cuero del timón y en la palanca de cambios son detalles deportivos que no desentonan y aplican algo de color en un entorno sobrio. Los insertos de color aluminio en la consola y en las rejillas de aire son ¡de aluminio! y no plásticos de ese color. Es un buen detalle de calidad, que es lo que se respira en el interior.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Tela y cuero combinan correctamente entre mucho plástico blando y preformado de buena calidad. El timón multifunción de buen tamaño del tipo D Shape con el casquete inferior plano, con regulación de altura y profundidad, lleva instalados los paddle shift, esas paletas para hacer cambios cuando se siente uno parte del Kia Racing de la TC2000. Los asientos delanteros con regulaciones eléctricas y memoria son cómodos y de buen soporte lateral. Sentarse en los asientos posteriores no representa ningún sacrificio, el lugar para las piernas es lo suficientemente amplio como para que se acomoden personas de 1.80 m sin sufrir. La visibilidad es correcta, aunque siempre un parabrisas posterior tan inclinado deja una superficie de visión restringida.

El Optima viene en 2 versiones: la EX con motor de 2.0 litros de 151 hp y 19.8 kg.m de torque y el GT Line equipado con el motor de 2.4 litros de 175 hp con 22.6 kg.m de torque, ambos con una caja automática de 6 velocidades. El GT Line que probamos se deja llevar bien, los 175 hp no sobran, pero son correctos. La aceleración es buena, así como la recuperación en carretera; el funcionamiento de la caja de cambios también contribuye a las prestaciones. Bastante silencioso en la carretera, sobre los 100 km/h un rumor ingresa del exterior, pero nada grave. La suspensión, así como la dirección electrónicamente asistida, tienen la regulación acorde, quizás algo suave esta última pero es una cosa de preferencias nada más. Los frenos de disco en las 4 ruedas, ventilados adelante y sólidos atrás nos permiten detener sin sobresaltos los 1,580 kilos de peso de nuestro Optima. A pesar de cierto maltrato no presentaron síntomas de fatiga.

kia-optima-automas5
La seguridad es primordial hoy en día y Kia lo sabe. Ha equipado al Optima con 7 bolsas de aire integradas a una estructura 50% más rígida por el uso de acero de alta resistencia, además de una cabina deformable bajo control que permite una absorción de energía por deformación que le ha permitido obtener 5 estrellas en las pruebas de impacto del Euro NCAP. Asimismo, está equipado con sistema ABS en los frenos, ESC control electrónico de estabilidad, HAC control de descenso, anclajes Isofix para los asientos de niños.

Dentro de los accesorios tenemos el equipo de sonido Harman Kardon CD, MP3, USB, Aux, pantalla táctil de 5”, 10 parlantes, subWoofer y amplificador, bluetooth, cargador inalámbrico para smarthphones (que sean compatibles); sunroof panorámico, Smart Key, persianas en las ventanas posteriores laterales, luces de encendido automático, sensor de lluvia, lavafaros delanteros, sensores de distancia delanteros y posteriores, cámara de retroceso, freno de mano electrónico, lunas eléctricas con sistema One Touch para piloto y copiloto, espejos abatibles con direccionales incluidos, climatizador bizona con ductos para los pasajeros, faro ayuda delantero que se enciende cuando se dobla el timón alumbrando el interior de la curva. Hay un par de cosas más pero ya me estoy pasando de caracteres.

Con un precio para el EX de menos de US$ 28,000 y de menos de US$ 32,000 para el GT Line, nos parece que es poco para lo que ofrece y transmite. Es de esos autos que da pena devolver y de buena gana me lo hubiera quedado un par de días más…
kia-optima-automas6

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s