Porsche Macan GTS

La más deportiva

Porsche sigue ampliando la gama de su camioneta SUV Macan. Siguiendo el ejemplo de  la Cayenne, la Macan se ofrece ahora en versiones Macan, Macan S, Macan Turbo y ahora estrena la GTS.

Escribe: Roberto Roig

Recientemente, la Macan GTS fue presentada en Lima. Unos días antes había tenido la oportunidad de probarla en uno de sus ‘ambientes naturales’, en este caso las movidas y ‘fashionables’ calles de Miami.

RT_macanGTS_229_4

¿Otra vez la Porsche Macan?, se preguntarán algunos lectores habituales de la revista. Después de todo, hemos probado la Macan 2.0 (Automás 217) y la Macan S nada más que en nuestro número anterior. ¿Qué diferencia puede haber entre un S y un GTS que amerite páginas adicionales? Pues varias razones. Una es que sí, sí hay diferencias de estilo y rendimiento suficientes para ameritar reportajes sobre cada versión; y otra es la irresistible oportunidad que tuvimos de probar la Macan GTS en las agitadas calles de Miami y contar la experiencia. Cierto que no pudimos hacer pleno uso de los 360 hp y la velocidad máxima de 250 km/h la chequearemos en una próxima oportunidad, pero verificamos muchas de las cualidades particulares de la GTS que la convierten en uno de los autos más atractivos y deseables que hemos manejado en mucho tiempo.

Antes de seguir hay que dar algunas generales de ley para beneficio de quienes nos leen y por primera vez van a conocer algo de la SUV de Porsche estrenada el 2014. Es una camioneta mediana (4.68 m) de lujo y altas prestaciones. Tienes las versiones Macan (237 hp), Macan S (340 hp), Macan Turbo (400 hp) y el más reciente miembro de la familia, la GTS de 360 hp y una velocidad máxima de 262 km/h. En un par de años la Macan se ha convertido en la gama de más venta de Porsche, por encima de los deportivos y de su hermana mayor la SUV Cayenne. En el Perú también es el modelo más favorecido por los compradores y este año ya ha colocado 30 unidades.

Hablando de la versión GTS, a pesar de ser menos potente que la Turbo, es la más afinada de la gama Macan para un manejo dinámico. Cuenta con una carrocería más baja y programación diferente en la suspensión y la transmisión para darle la aceleración y reacciones de un deportivo. La Macan, dicho sea de paso, emplea en su versiones automáticas la caja Porsche Doppelkupplung (PDK) de doble embrague y 7 velocidades que es básicamente la misma que emplean los todopoderosos 911; esto a diferencia de las Tiptronic que lleva la SUV Cayenne.

Y aunque la denominación Turbo se sigue reservando para una versión en particular, la GTS también emplea los motores Porsche 3.0 de última generación, todos los cuales emplean inyección directa de combustible y sobrealimentación con biturbo. La tracción es a las 4 ruedas mediante el sistema de patente propia denominado Porsche Traction Management (PTM), con distribución flexible de la potencia entre los ejes delantero y trasero. El Macan GTS acelera de cero a 100 km/h en 5.2 segundos y la velocidad máxima es de 256 km/h. Todos estos atributos mecánicos y cifras de performance hacen palidecer de envidia a la gran mayoría de autos que se ofrecen como deportivos puros. Y no hay que olvidar que la Macan es una SUV que con 4.68 m de largo, 1.92 m de ancho y 1.62 m de alto no es exactamente pequeña.

MIAMI

Ya conocíamos la Macan en sus versiones básica y S, así que cuando fuimos invitados por Porsche a probar la GTS (junto con el nuevo 911 Cabriolet S del que hablaremos en una próxima edición) pensábamos que estábamos más o menos al tanto de lo que nos esperaba.

Esta vez al llegar a Miami no nos fue a recoger algún encargado de la marca o taxi, sino que nos habían dejado en el estacionamiento la misma Macan GTS que habríamos de manejar el siguiente par de días. Luego del viaje nocturno y el algo engorroso traslado a la zona de parqueo, fuimos a buscar la GTS y al verla un poco de improviso la impresión fue grande. El exclusivo color rojo rubí y lo aros de 20 pulgadas en diseño RS Spyder de color negro mate realzaban las ya conocidas líneas y cumplen en exceso con el mandamiento de hacer el auto deseable por su ‘look’ más allá de cualquier otra consideración.

RT_macanGTS_229_3

Luego de admirar el exterior por unos momentos subimos a la cabina para ser nuevamente regalados por la mayor comodidad, especialmente de los asientos deportivos GTS propios de la versión. Tuvimos un primer contacto con el nuevo Porsche Communication Management (PCM), el nuevo sistema de conectividad, información y entretenimiento, que viene con pantalla táctil, elemento al que las marcas alemanas de lujo se resistían, pero ante cuya popularidad ya han empezado a arriar bandera.

Una vez acomodados buscamos la dirección de nuestro hotel en el navegador, tarea por demás rápida y sencilla, y empezamos nuestra visita a Miami.

Particularmente, no había visitado la ciudad durante más de una década hasta que este pasado diciembre pasé ahí unos días de vacaciones y pude ver cómo había crecido la ciudad y creado nuevos vecindarios y focos de interés para acompañar los tradicionales. Miami está de moda nuevamente y es un centro de diseño, arquitectura, arte y dinero, mucho dinero.

Para lucir o destacar en Miami hay que tener una casa o departamento de varios millones, una pareja que parezca (o sea) estrella de cine y un auto espectacular. Un Porsche Macan GTS califica, así que al menos teníamos una de tres condiciones. Y eso que en las calles se ven Lamborghinis, Ferraris, Corvettes, Teslas y la marca de lujo que se le ocurra.

En la ciudad de Miami y alrededores no íbamos a tener oportunidad de probar el auto ni cerca del límite de sus posibilidades deportivas, así que quedaba concentrarse en otros aspectos. La GTS podrá tener 360 hp bajo el capó, pero no vienen si no se les llama. La velocidad final es algo que en realidad se experimenta raramente. Tanto o más importante es el control, la aceleración, la seguridad en la frenada, la rapidez en la dirección y en la transmisión, el trabajo de la suspensión que debe dar estabilidad sin llegar a incomodar.

Hay que decir que en la mayoría de autos que probamos hay compromisos y de acuerdo al uso y tipo de cliente se favorecen unas características u otras. En la GTS, siendo una SUV deportiva, las exigencias se agrandan. Se quiere aprovechar el potencial deportivo, pero a la vez sus compradores han escogido una SUV de la que se espera versatilidad, comodidad y un manejo sencillo.

En el par de días que duró la prueba recorrimos la ciudad, que si la conocen saben que es congestionada casi a todas horas, y también enfilamos por la interestatal 95 subiendo hasta West Palm Beach a unos 110 km de Miami para chequear reacciones en carretera. En todo momento la Macan entregó lo que se le pedía y esperaba, sin dudas ni murmuraciones. Rápidas reacciones al acelerador, frenadas cortas y controladas, agilidad en el tránsito urbano y enorme facilidad para adelantar fueron cosas a las que pronto estuvimos acostumbrados.

Colegas que han probado la GTS en circuito no tienen sino cosas buenas que decir de la velocidad, aceleración y maniobrabilidad de este flamante producto de la marca de Stuttgart.

Teniendo en cuenta su atractivo y seductor diseño, su modernísimo equipamiento y electrónica, sus sofisticados sistemas de ayuda al manejo y seguridad y todo ello entregando la performance de un auténtico deportivo Porsche cuando se le exige hace de la Macan GTS uno de los autos más atractivos que hemos probado en todos estos años. Recomendable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s