ROAD TEST

SSANGYONG MUSSO 2019 2019

(All New)
Agosto 2019
Por: Juan Carlos de la Fuente

Una pick-up muy ruda

La nueva propuesta de la marca coreana Ssangyong es una pick-up basada en su todoterreno Rexton, que está disponible en dos opciones de tolva: una más enfocada a la ciudad y otra con miras al trabajo pesado. Se llama Musso y quiere posicionarse como una de las mejores opciones del mercado, con un precio accesible y la experiencia que tiene la marca para hacer camionetas.

El nombre Musso tiene una larga historia que contar. Le perteneció a una camioneta todoterreno que, junto a la Korando, fueron los primeros vehículos de su tipo desarrollados íntegramente por SsangYong en Corea del Sur. La Musso original apareció en 1993 y montaba un motor diésel de origen Mercedes-Benz; tuvo buena acogida por su robustez y desempeño fuera de la pista, además por la gran comodidad que brindaba a sus ocupantes.

Luego de una década, aproximadamente, la marca sacó al mercado una variante denominada Musso Sports; una pick-up derivada de la SUV homónima, cuya ventaja era ofrecer una amplia y cómoda cabina, así como una amplia tolva para carga en la parte posterior. Con los años, este formato cambió de nombre a lo que hasta ahora conocíamos como Actyon Sports. Este año, SsangYong decidió revivir el nombre original para reemplazar al Actyon Sports, con dos opciones de tolva que vamos a explicar más a detalle.

DIVERSIÓN Y TRABAJO
Como dijimos, la nueva Musso es una pick-up derivada de la SUV Rexton, que tiene la carrocería encima de vigas y travesaños, igual que las todoterreno originales. Como tal, ofrece algunas ventajas, entre ellas la comodidad de andar de la Rexton, la amplia cabina y el diseño. Sin embargo, hay algunos aspectos que diferencian a la SUV de la pick-up, precisamente para hacer de la Musso un vehículo capaz de soportar una alta exigencia.

En Perú tenemos disponible dos variantes en este nuevo modelo: la Musso a secas (o Short) y la Musso Grand. La primera está enfocada más a un uso citadino, a quien gusta de este formato de vehículos para viajes eventuales o para ir a la playa y necesita una tolva para cargar objetos. Por lo tanto, tiene un esquema de suspensión más cómodo, usa resortes helicoidales para un andar más suave, los neumáticos son netamente para pista, tiene opción de caja manual o automática de 6 velocidades y la tolva permite cargar hasta 850 kg.

En cuanto a la variante Musso Grand, ha sido enfocada al trabajo pesado, a soportar exigencias y maltrato. Está dirigida al rubro de construcción y, por qué no, a la minería. Entonces, muestra algunas diferencias puntuales: una suspensión más robusta (de hojas o muelle como lo conocemos acá) y un chasis más largo para alojar una tolva de mayores dimensiones. Así, la Musso Grand puede cargar poco más de 1 tonelada. Además, esta segunda opción lleva neumáticos con otro tipo de cocada, mixtos para pista y tierra. La caja es manual de 6, siendo la automática una opción a pedir directamente a la fábrica. Entendible, ya que en este rubro, la mayoría prefiere la caja manual.

AMPLIA Y POTENTE
La mecánica es estándar. Lleva un nuevo motor petrolero de 2.2 litros, con inyección directa, riel común, turbo e intercooler, que produce generosos 180 caballos de potencia y un torque elevado de 400 Nm. El motor es suave, silencioso para ser diésel, y la fuerza la entrega desde bajas revoluciones. Con carga a tope, evidentemente vamos a exigir más al motor, pero está preparado para remolcar hasta 6 toneladas.

La caja manual es suave en su funcionamiento y tiene una primera marcha larga, algo no tan común en un motor diésel, lo cual nos permite reaccionar mejor en situaciones de tráfico, donde lo que menos queremos es estar haciendo cambios en pocos metros. La Musso, además, lleva la tracción a las cuatro ruedas en todas sus versiones y tiene una caja reductora, un muy buen despeje del suelo y neumáticos gruesos.

En cuanto a la cabina, sin duda es sumamente amplia, más que sus rivales, y eso se lo debe a la Rexton. Si observamos con cuidado, encontraremos un diseño muy similar en formas, sobrio y ordenado. El equipamiento es el justo para el uso diario. Tiene aire acondicionado; lunas, pestillos y espejos eléctricos, con opción de plegado automático, puerto USB, AUX y toma de corriente. Se incluye además, pantalla táctil de infotenimiento generosa y de buena respuesta que está conectado a 4 parlantes con una calidad de sonido mejorable, pero que cumple. El timón es de uretano y tiene mandos a distancia para la radio, llamadas y para manejar la información de la computadora a bordo, que brinda información acerca del consumo de combustible actual y acumulado, recorridos, temperatura exterior, entre otros.

La posición de manejo es alta y eso permite un buen panorama; los asientos son muy cómodos y se ajustan de forma manual. El espacio es bastante holgado adelante y atrás, algo poco usual en el segmento. La segunda fila cuenta con ductos de ventilación y los asientos pueden reclinarse un poco para ir más relajados.

La mecánica es estándar. Lleva un nuevo motor petrolero de 2.2 litros, que produce generosos 180 caballos de potencia y un torque elevado de 400 Nm.

Línea roja, por favor no modificar

MANEJO Y PRECIO
Cuando empezamos a manejarla, notamos que el andar es suave para ser una pick-up; considerando que manejamos la versión Grand, con muelles más rígidos, nos sorprendió lo poco trotona que puede ser. Por su puesto, por el tipo de estructura que tiene, así como por la altura, tiende a inclinarse en curvas a velocidades altas, pero la pick-up no está hecha para eso.

La Musso fue concebida como un vehículo que mezcle la practicidad de una pick-up y la comodidad de una SUV. Creemos que lo hace muy bien. Los ocupantes irán cómodos en viajes cortos o largos, y la carga irá sin problemas en la tolva.

No podemos dejar de lado el aspecto de la seguridad. En este apartado ofrece frenos antibloqueo, asistencia en pendientes, ajustes Isofix para los asientos de los más pequeños y cinturones de seguridad de tres puntos para todos los ocupantes. Sin embargo, trae solo dos bolsas de aire frontales.

Entonces, ¿la nueva Musso es una buena alternativa? Pues en cualquiera de sus dos variantes, sí. Tiene un precio de US$ 28,990 para la opción con caja manual y de US$ 29,490 para la Musso Grand. Pienso que es una relación precio/producto difícil de superar. Si te gustan las etiquetas y no tienes problemas en andar un poco más estrecho, puedes ir por otras marcas. Pero si prefieres un espacio amplio, buen equipamiento, motor económico, la Musso es una buena alternativa. Es un producto SsangYong, la primera marca coreana en hacer camionetas.

Seguir leyendo

Galería

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°261
Agosto 2019