ROAD TEST

HONDA HR-V 2019 2019

(All New)
Mayo 2019
Por: Tito Maruy

Óptima renovación

A fines del 2015 tuvimos el privilegio de ser el primer medio periodístico en probar la recién llegada Honda HR-V. Esta SUV compacta había sido presentada por la marca pocos meses atrás en el Salón del Automóvil de Los Ángeles, significando el reingreso de un modelo que se había dejado de producir en el 2006 y que era ciertamente más un monovolumen que una SUV.

En ese entonces nos encontramos con una SUV compacta —me cuesta llamarla crossover, como algunos colegas— de muy buena factura, dinámica y funcional. Hoy también podríamos definirla como de muy buena factura, dinámica y funcional, básicamente porque estamos ante un facelift y no un cambio total, aunque existen algunas mejoras que van más allá de lo estrictamente estético.

Una solución mágica: los asientos plegables adoptan múltiples formas. 

Línea roja, por favor no modificar

CAMBIOS EXTERIORES
Cambia el frente. El diseño que estaba bien logrado ha sido retocado y creo que en forma positiva; ahora, unos faros más alargados son unidos por una máscara cromada de generosas dimensiones que reemplaza el tímido cromito que cruzaba de lado a lado y dividía en dos hemisferios la máscara en la versión anterior. Además, tiene una larga pestaña cromada que corre al borde del capó y sobre los faros LED, que tienen una coqueta franja LED inferior como luz diurna. Cambia también el mascarón inferior, que aumenta su dimensión llegando hasta la comisura de los faros. La toma de aire inferior igualmente crece, cambia la caja de los neblineros e inclusive el labio al ras, pero mantiene esos canalizadores de aire por debajo tan prominentes que delatan un trabajo minucioso en el túnel de viento.

Sobre el resto de la carrocería debemos decir que se mantiene intacta. Se trata de un buen diseño, atractivo y agresivo en el tratamiento dinámico de sus líneas. Conserva esa doble línea de cintura, una recta que nace del arco del guardafangos delantero, pasa a través de la manija de la puerta delantera y se une al vértice superior de la segunda línea de cintura, que es en realidad un arco invertido desde la puerta delantera hasta la parte baja de la manija de la puerta posterior. Hablando de la manija, del tipo escondido en el marco de la luna de la puerta, es un detalle de diseño arriesgado pero que marca la personalidad de la HR-V. La compuerta posterior es la misma, pero con un pequeño cromo que une ahora los faros desde el borde inferior.

El equipamiento de la HR-V es muy completo para su segmento y el interior es muy cómodo.

MEJORADO INTERIOR
La versión que probamos fue la Touring, tope de las tres que se comercializan en el país. Viene con asientos de cuero automotriz, con pespuntes en rojo que crean un contraste bueno; también con mucho plástico blando, excepto en la parte superior del tablero, que es antirreflejante pero realizado en plástico duro, lo cual perdonamos porque en líneas generales el interior sigue siendo de excelente calidad. Hay giros de diseño interesantes, como el de la consola central entre los asientos delanteros, que es como un puente que crea un espacio en la parte baja y sirve para dejar el celular o conectarlo al puerto USB que está ahí mismo o si necesitas está el enchufe de carga de 12V. Al lado del piloto, en esta caja escondida, hay una larga hendidura para poner monedas u objetos pequeños y evitar que caigan al piso. El tablero y su disposición se mantienen inalterados: simple y limpio, sin muchos quiebres, la pantalla táctil de 7” nos ayuda con el infoentretenimiento con sistemas Apple Car Play o Android Auto, conectividad Bluetooth muy amigable a la hora de enlazar el celular al sistema, radio AM-FM, CD y MP3.

Como lo reseñó Juan Carlos de la Fuente en la edición 257 de la revista, los asientos posteriores son del tipo Magic Seat, mucho más prácticos de lo que uno puede suponer y voy a tratar de resumirlo de la mejor manera. Muchas veces nos ha pasado que hemos comprado una TV plana de más de 42 pulgadas, un cuadro o una bicicleta, y a la hora de tratar de transportarlo nos damos con la ingrata sorpresa de que no cabe en la maletera y tampoco en el asiento posterior porque no entra por el espacio entre la banqueta y el techo. Bueno, Honda nos dio una solución: las banquetas o parte baja del asiento se pliegan hacia arriba uniéndose al respaldar y dejando un área muy grande desde el piso hasta el mismo cielo raso en donde cabe de todo. Ahora, si tiene que llevar a su mascota al veterinario y no quiere que ensucie el tapiz de cuero, la solución es la misma. ¡Brillante! Para otro tipo de carga, los asientos posteriores se pliegan hacia delante de la forma tradicional (60/40) y el volumen que ya de por sí es bueno, aumenta considerablemente.

La HR-V también goza de los beneficios de la estructura ACE, una cabina resistente y una carrocería capaz de disipar las fuerzas de impacto en una colisión.

Línea roja, por favor no modificar

El interior mantiene la calidad característica de Honda y todo es muy ordenado.

MECÁNICA Y MANEJO
En cuanto a la mecánica, se mantiene el motor de 4 cilindros, 1.8 litros de cilindrada i-VTEC, que eroga 141 hp a 6,500 rpm y 17. 9 kg.m a 4,300 rpm. Nos parece que le quedan muy justo a los 1,230 kilogramos secos de la HR-V y que quizás una versión con motor 1.5 turbo de 188 hp y 25.5 kg.m de torque le caería como anillo al dedo. Digo, nomás...

De tracción delantera, la HR-V monta una caja CVT que obviamente no hace cambios y de la que como sabrán soy fanático, no solo por la tecnología envuelta en su funcionamiento sino también por la suavidad. Muchos no terminan de engancharse a este sistema precisamente por la falta de la sensación de cambios, que la hace única, pero para ellos están los paddles o paletas detrás del timón, con un software que imita a una caja mecánica de 7 marchas marcando 7 pasos programados.

Con el Smart Key en el bolsillo basta acercar la mano a la manija para que el seguro se levante. Luego de acomodarte, pisas el freno, presionas el botón de arranque y la HR-V cobra vida. Desconectas el freno de mano electrónico, colocas la palanca en D y a disfrutar. Cómoda, silenciosa y lineal, se nota que me gusta; tiene buena maniobrabilidad en todo el rango de velocidad, es estable con una tenida más cercana a un sedán que a una SUV. Sí, ya sé, la respuesta al acelerador no es la que quisiera pero no se puede tener todo en esta vida, al menos por ahora...

En todo caso, la nueva HR-V frena extraordinariamente bien con discos en las 4 ruedas con ABS y EBD. La versión Touring trae 6 airbags, lo que habla muy bien de la preocupación por la seguridad; no por nada registra 5 estrellas en la Euro NCAP por seguridad, 5 estrellas en la NHTSA y Top Safety Pick en la IIHS gracias también a la carrocería ACE II de acero reforzado con estructura de deformación controlada para absorber la energía de un impacto. En pocas palabras: segura es.

Con un precio de entrada por debajo de los US$ 26,000, tres años de garantía o 100,000 km, lo que ocurra primero, bien vale dólar por dólar la inversión. Pero no me crea: vaya y pruebe, verá que tengo razón...

Buen                       equipamiento
La HR-V destaca por diversos motivos, entre ellos, por su nivel de equipamiento. Cuenta con diversos accesorios como su nueva pantalla táctil de 7” con compatibilidad Android Auto & Apple CarPlay, Bluetooh con mandos en el timón para contestar llamadas, Paddle Shifters y tecnología Magic Seat que permite configurar los asientos acorde a tus necesidades. Para la seguridad cuenta con seis bolsas de aire, sistema antibloqueo de frenos y  una estructura capaz de disipar las fuerzas ante un impacto. Sin embargo, no incluye la opción Honda LaneWatch, como equivocadamente señalamos en la anterior edición.


Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°260
Julio 2019