ROAD TEST

MITSUBISHI ECLIPSE CROSS 2018

(All New)
Septiembre 2018
Por: Tito Maruy

Estilo propio

Suena mi celular, me llaman de Automás: “Hola, mañana es la prueba de la Eclipse, hay que recogerla en MC Autos...”. “Bueno, así es la democracia”, pienso. Al día siguiente, en la recepción de Mitsubishi: “Señorita, vengo de Automás...”. Me responde: “Señor Maruy, ¿cómo está? ¿Me espera un minuto?”. Sacando pecho, pienso que me ha reconocido pero me percato que en una hoja está escrito: “Automás, señor Maruy recoge hoy Eclipse”. Con la autoestima en el subsuelo, recibo la llave. “¿Donde está?”, pregunto. La amable señorita me indica con el dedo: “Es la camioneta roja”. Miro y exclamo admirado: “¿O'e, qué?”.

En 1990 Mitsubishi presentó al mundo un cupé deportivo con motor de 4 cilindros que se convertiría a lo largo de sus cuatro generaciones en uno de los más representativos del segmento. Fue llamado Eclipse, según la leyenda en honor de un caballo pura sangre inglés que en el siglo 18 se retiró con un récord de 18 carreras ganadas. Para tener una idea diremos que el crack Santorín, el más famoso caballo de carreras peruano, ganador en 1973 del “Carlos Pellegrini” en Argentina y vencedor de las Cuatro Coronas en el país, solo participó en 13 carreras y venció en 8. Dejando de lado el turf, el Eclipse era sinónimo de personalidad y potencia dentro de la paleta de los tres diamantes.

Hace un año atrás, en el Salón del Automóvil de Ginebra, Mitsubishi presentó después de mucho tiempo un modelo totalmente nuevo. Se trataba de la Eclipse Cross, una SUV compacta que debería insertarse entre la ASX y la Outlander y que era el primer proyecto integral de Tsunehiro Kunimoto, vicepresidente corporativo y director general de la División de Diseño de MMC.

DISEÑO Y MECÁNICA
El nuevo modelo no genera reminiscencias del cupé de los noventas, pero sin duda es una SUV atractiva. El concepto Dynamic Shield, común a los más modernos productos de la marca, le queda pintado. El trabajo estético en el frente, con unos alargados faros LED con DRL; la máscara, con doble persiana cromada, mascarón negro, alas cromadas típicas del Dynamic Shield y unos neblineros de generosas dimensiones son, en mi modesta opinión, la mejor combinación estética de todas las SUV de la marca.

El balance visual y las proporciones en la nueva Ecipse son las correctas. Los laterales muestran líneas atípicas tanto de cintura como de falda; la superior es trunca, nace al centro de la puerta delantera y corre en cuña marcada hacia el vértice inferior del faro posterior. La inferior nace en la base baja del gran arco del guardafangos delantero, corre hacia atrás y se une al pie del arco del guardafangos posterior. Visualmente, el efecto es agradable a la vista.

La compuerta es de por sí única: gran área vidriada, dos paneles templados que aparentan ser uno solo dividido por una moldura de luz que une ambos faros posteriores, moldura que tiene al centro la tercera luz de freno. Es un giro de diseño pocas veces visto. Una particularidad llamativa es que en la parte inferior de las puertas hay una moldura que gira hacia la parte baja del estribo produciendo un cierre hermético por debajo, impidiendo el ingreso de tierra cuando vamos por rutas no asfaltadas. En conclusión, un buen balance y equilibrio de formas: un diseño atractivo, moderno y contemporáneo.

Con 4.41 metros de largo, 1.81 m de ancho, 1.69 m de alto y una distancia entre ejes de 2.67 m, la Mitsubishi Eclipse Cross es un poco más grande que una Nissan Qashqai y un poco más chica que las coreanas Sportage y Tucson de Kia y Hyundai, respectivamente. El interior, de buena factura, muestra una combinación de materiales de calidad, plásticos blandos (tanto para los apoyos de la tapicería de las puertas como para el tablero central), cuero automotriz en los asientos, insertos con acabados en símil aluminio y black piano para la alta consola central desde el tablero hasta el piso.

El tablero es envolvente en dos hemisferios divididos por un inserto color aluminio a lo largo, con la pantalla táctil LCD al centro. El timón, forrado en cuero, cuenta con regulación de altura y profundidad, con los controles de audio, velocidad crucero y limitador de velocidad. El asiento del conductor tiene regulaciones eléctricas en altura, desplazamiento e inclinación; la posición más baja de la banqueta queda un poco alta para mi gusto pero te deja ver bastante bien alrededor. El asiento del copiloto tiene regulaciones mecánicas simples. Los asientos posteriores son cómodos, igual que los delanteros, y el espacio para las piernas es bastante holgado, no hay el “síndrome de la sardina en lata” y eso se agradece en una SUV compacta. La altura al techo aporta para que los pasajeros vayan tranquilos, sin temor de cabecear el sunroof posterior (sí, tiene doble sunroof).

La mecánica viene de la mano de un motor ya conocido, el 4 cilindros de 2.0 litros MIVEC, de 16 válvulas, que eroga 147.5 hp a 6,000 rpm de potencia y un torque de 20.2 kg.m a 4,200 rpm. Es igual al que equipa al Lancer, la Outlander o la ASX; es decir: bueno conocido. Acompañando al multifacético motor global 4B11, la Eclipse Cross cuenta con una de las mejores cajas CVT que hemos probado, la INVECS-III de 6 pasos. Suave y lineal, como toda CVT, al exigirla cambia muy rápido hacia marchas bajas, luego vuelve a su labor y puedes apreciar cómo sube la velocidad mientras las revoluciones del motor bajan.

MANEJO Y SEGURIDAD
Al presionar el botón de encendido el motor arranca suavemente, se despliega una lámina de policarbonato sobre la cúpula que cubre el tablero de instrumentos, quedando en la línea de mira entre tu visión y el parabrisas delantero. ¿Para que es esto? El Head Up Display dispara una imagen a la lámina, en este caso la velocidad en kilómetros por hora, y te permite saber este dato sin tener que bajar la vista hacia el tablero de instrumentos, reduciendo los niveles de distracción al conducir.

Colocas la palanca de cambios en D, aceleras y la Eclipse Cross se mueve suavemente. El andar es cómodo, la dirección electrónica asistida cumple bien su función, controla bien la dureza pero al mismo tiempo transmite bien la sensación de la pista; el taraje de la suspensión es la correcta, con un buen balance entre performance y confort. A velocidad, el nuevo modelo de Mitsubishi se inclina lo normal para una SUV, pero mantienes el control sin complicaciones. Fuera de la ruta, el sistema S-AWC o Super All Wheel Control transmite la tracción a las ruedas posteriores según va “leyendo” las condiciones del camino.

Me olvidaba decir que la Eclipse Cross GLS tiene tracción en las 4 ruedas. Si las condiciones de la ruta empeoran y el modo Automático no es suficiente, uno puede escoger si va con el modo en el tipo Nieve o en el tipo Grava, que cambia los porcentajes de tracción a cada eje, ayudando a avanzar y a no quedar atollado o fuera de la ruta marcada.

Muchas ayudas a la conducción nos dan tranquilidad. Además de los frenos de disco en las 4 ruedas con ABS y EBD, podemos encontrar el ASC (control activo de estabilidad), HSA (asistente de ascenso en pendiente), BSW (alerta de punto ciego lateral), LCA (asistente de cambio de carril), RCTA (alerta de tráfico posterior), AHB (encendido automático de luces), FCM (sistema de mitigación de impactos frontales) y, obviamente, la cámara de retroceso con indicación predictiva. ¿Airbags? Sí, tiene siete.

Para entretenerse, si conducirla no fuera suficiente, la nueva SUV trae radio con CD, MP3, ingreso Aux, conectividad Bluetooth y puerto USB con 4 parlantes y 2 tweeters, sistema Apple Car Play o Android Auto según prefiera. La conexión es instantánea.

La nueva Eclipse Cross viene con unos atractivos aros de 18” con neumáticos 225/55 R18. Se comercializan tres versiones y el precio base es de US$ 25,990. Concluimos que es una oferta interesante sin duda alguna, pero vaya, pruebe y decida, verá que estamos de acuerdo.

Mira la presentación en video haciendo click aquí.

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°254
Noviembre 2018