ROAD TEST

Renovada 2018

(All New)
Agosto 2018
Por: Edwin Derteano

Mazda CX-3

Las camionetas SUV que aparecieron en los años 60, tuvieron un desarrollo explosivo en los 90 obligando prácticamente a todos los fabricantes a tener cuando menos un modelo dentro de su gama. Pero la evolución del mercado en los últimos años forzó a las marcas a tener ya no una, sino varias opciones de diverso tamaño. Así existen hoy SUVs grandes, medianas y compactas.

La marca japonesa Mazda no es la excepción. Para el mercado de las SUV grandes cuenta con la CX-9, que tiene 5.08 m de largo y tres filas de asientos para 7 pasajeros; para el de las medianas, tiene la CX-5, con 4.56 m de largo y 5 asientos, y para el segmento de las SUV compactas, la CX-3, con 4.27 m y también 5 asientos. Por cortesía de Derco, representante de la marca en Perú, tuvimos la oportunidad de probar la CX-3 en su versión 4x4 full equipo.

De líneas redondeadas y musculosas, pero fluidas y aerodinámicas, en la parte delantera de la CX-3 destaca un capó largo que empalma con una vistosa máscara cromada, en cuya parte central superior luce el logotipo de la marca, también cromado, de regular tamaño. Acompañan a la máscara, los faros delanteros tipo trapezoidales, debajo de los cuales están los direccionales diagonales. En la parte lateral, el diseño busca dar una idea de fluidez aerodinámica, con líneas onduladas. Se suman a este enfoque, sobre el portón posterior, la antena de techo tipo tiburón y los espejos laterales. También contribuyen con la estética del auto los aros de aleación tipo aspas de 18”.

COMODIDAD Y MODERNIDAD
En cuanto al interior, las butacas delanteras tipo deportivo y una banca corrida posterior, permiten acomodar a cinco pasajeros, incluido el conductor. Los asientos delanteros ofrecen un buen soporte lateral sin llegar a incomodar; el tapizado en general es en cuero y para la nueva versión se ha incluido algo que faltaba en la anterior: una consola central que permite apoyar el brazo.

Los instrumentos son de fácil lectura e incluyen una pantalla informativa. Además, existe otra pantalla de 7” en la consola para todo lo referente a entretenimiento y audio. Encima del tablero, delante del timón, hay una pantallita transparente que da valiosa información al conductor, como velocidad y navegación, sin que tenga que retirar la mirada de la pista. En la parte inferior izquierda del tablero están los mandos, que permiten regular el nivel de altura de las luces delanteras, desconectar o conectar el sistema de arranque y apagado automático (stop-start) y, también, conectar y apagar el sistema de alerta de cambio de carril o cercanía peligrosa de vehículo delantero. En la versión de este año, además, el freno de estacionamiento que era manual ahora es eléctrico.

TREN MOTRIZ
El motor es un 4 cilindros y 16 válvulas, de 1,998 cc de desplazamiento. Tiene doble eje de levas en la culata, accionamiento variable y alimentación mediante inyección directa. Su sistema de escape es tipo header, que primero une los cuatro tubos en dos y posteriormente estos dos en uno, lo cual mejora la evacuación de gases.

Este motor está unido a una transmisión automática de 6 velocidades, con tracción tipo AWD. Tiene un sistema que trasmite de manera variable el torque a las ruedas delanteras o a las posteriores, tomando en consideración varios aspectos, como pendiente, temperatura exterior, clima, diferencia de giro entre ruedas delanteras y traseras, entre otros. El motivo: reducir el consumo de combustible y darle a cada rueda la tracción necesaria para un mejor control del vehículo.

Existen además dos opciones de entrega de potencia del motor, la normal y la deportiva. En la normal se prioriza el consumo y velocidad de marcha, mientras que en la opción deportiva se trata de obtener la mayor potencia y mayor agilidad del vehículo, por lo que la reacción del motor es más intensa.

SUSPENSIÓN, DIRECCIÓN Y FRENOS
En cuanto a la suspensión, es independiente en las 4 ruedas, con barras estabilizadoras adelante y atrás. Los frenos son de disco en las 4 ruedas, los delanteros ventilados. Cuenta con ABS y asistencias electrónicas de frenado, como el frenado automático que actúa cuando un vehículo o una persona está próxima a ser golpeada.

EL MANEJO
Si bien todos los fabricantes constantemente están mejorando sus vehículos para que estos sean más agradables y seguros de manejar, Mazda ha ido etiquetando estos conceptos. Hace unos años, dentro de su publicidad mencionaba el Zoom-Zoom, mediante el cual trataba de graficar que sus autos eran divertidos de manejar. Después sacó el concepto SkyActive, que trata de combinar el manejo entretenido con una performance respetuosa del medio ambiente y con mucha seguridad. Ahora habla de SkyActive Vehicle Dinamics, en el que añade el comportamiento dinámico del vehículo, utilizando un control vectorial de gravedad.

El compromiso que tiene la marca de respetar estos elementos, lo obliga a fabricar vehículos en los que el conductor se sienta entretenido, seguro y con una sensación de control. Es decir, busca que el vehículo sea la extensión del conductor y no un elemento extraño.

Al probar la Mazda CX-3, luego de haber leído estos conceptos, me sentí influenciado por ellos. Un timón regulable en profundidad y en altura y un asiento multirregulable eléctricamente, le permiten a uno por ejemplo encontrar la posición ideal de manejo. Es decir: nos permite adaptar el carro a uno y no uno al carro.

El tamaño compacto de la SUV, equipada con un motor de 148 caballos y un transmisión de 6 velocidades AWD, le da un comportamiento deportivo y una sensación de control en todo momento, a lo que también se suman las diversas ayudas electrónicas de estabilidad, de frenado, de advertencia de puntos ciegos tanto para vehículos que están a los costados como cuando uno retrocede. La cámara de retroceso permite detectar tráfico de vehículos y de personas por los laterales.
En la opción Sport, el vehículo se pone más entretenido y ágil, con respuestas inmediatas, mientras que en la opción normal se comporta como un sedán familiar, suave y dócil.

CONCLUSIÓN
La nueva Mazda CX-3 es una alternativa interesante para quien está necesitando una SUV compacta pero potente, con tracción en las 4 ruedas y buena altura libre la piso; una SUV divertida de manejar y que también permita transportar a la familia.

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°253
Octubre 2018