ROAD TEST

Hyundai i30 2018 2018

(All New)
Marzo 2018
Por: Tito Maruy

Cambio radical

Automotores Gildemeister, representante de Hyundai en el país, nos invitó al evento de presentación del nuevo i30, que incluyó un test drive por la ciudad para luego conducir hasta el Boulevard de Asia, más precisamente hasta el kartódromo Racing Dakar. El nuevo i30 había sido presentado oficialmente en el Motor Show de octubre pasado, pero este fue el primer contacto cara a cara con la tercera generación del hatchback coreano.

Cuando hay un cambio radical en un modelo, aparecen dos bandos: los que creen que el predecesor era mejor y quienes apuestan por lo nuevo. Podemos decir que el i30 ha madurado, ha pasado de ser un hatchback de líneas agresivas y futuristas, con muchos riesgos en una carrocería de cóncavos y convexos intrincados, a ser un hatchback sereno y elegante, más convencional en su estética, con lo que consideramos que gustará a muchas más personas.

CAMBIOS DE DISEÑO
Al ser totalmente nuevo, no existen reminiscencias con el anterior modelo salvo en la parte mecánica. Una gran máscara trapezoidal con la grilla en cascada —según lo describen sus diseñadores— ubicada muy abajo, alarga el perfil del conjunto. Los faros ingresan poco al área de los guardafangos, dando la impresión de que el primer volumen es más largo y afinando la visión lateral.

El capó bajo al centro, con los lados ligeramente más altos, y los laterales con menos ángulos mejoran la sensación de fluidez. Los volados de los guardafangos están hoy marcados sutilmente; la línea de cintura es recta y no en cuña como en el modelo anterior, nace desde el vértice del faro delantero y termina en el cuerpo del faro posterior.

El ángulo de caída del techo desde el poste “A” hacia el “C” ha disminuido y se hace más progresivo; el efecto de tener un vidrio en la puerta posterior mucho más recto en la parte superior hace el cuerpo lateral más lineal. Por otra parte, la caída del poste “C” hacia la compuerta es más vertical en un corte que se parece más al de una SUV que a un hatchback. La misma compuerta está trabajada como en una SUV; es la parte más arriesgada del diseño y creo que se ve muy bien. Las dimensiones han aumentado 4 cm a lo largo y 1.5 cm a lo ancho, pero es 2.5 cm menos alto que el modelo anterior.

ENFRENTANDO EL CAOS
El interior del GLS Style, todo en cuero, sigue la estética exterior; deja el diseño recargado para pasar a uno más simple y sobrio, que personalmente me parece mucho mejor que el anterior. Las dos capas del tablero acunan la pantalla táctil de 8” que se convierte en la protagonista central. Se observa buena ergonomía general, muchos espacios para dejar cosas y buena calidad en los materiales, como en el tablero que es de espuma inyectada. Los plásticos blandos son sinónimo de calidad y la combinación de texturas y colores es buena también.

El timón es multifunción, con los controles de audio, teléfono, velocidad crucero, modos de visión de la pantalla de la computadora de abordo, regulación de altura y profundidad; control electrónico de posición del asiento del conductor y pedales de aluminio incluyendo el apoya pie izquierdo. El asiento del conductor tiene buena sujeción lateral y un gran cojín inferior. El volumen interno es bueno, los pasajeros tienen espacio suficiente para acomodarse y a pesar de tener menor altura contra el piso, el techo pasa lejos de la cabeza de los ocupantes de los asientos posteriores.

Ramón Ferreyros piloto e imagen de la marca, nos explicó la ruta que seguiríamos hasta nuestra meta en el Boulevard de Asia. Fue un trayecto que en vez de aligerar la marcha nos metió directamente en el caótico tráfico limeño del mediodía, previo a un feriado, por una de las arterías más congestionadas de la capital: la avenida Javier Prado. Ciertamente fue una buena elección para la prueba, ya que enfrentamos una situación real y cotidiana. Agradecimos estar conduciendo un GLS Style, el de mayor equipamiento de las dos versiones que se comercializan, equipada con todos los accesorios indispensables, incluyendo aire acondicionado bi-zona con climatizador y, sobre todo, la caja automática DCT que hizo confortable un momento de mucho estrés.

La primera impresión que da el nuevo i30 es buena. Se trata de un auto cómodo; la suspensión se siente justa, ni muy blanda ni muy dura, la asistencia a la dirección hace muy suave el tacto pero transmite bien la pista al conductor. La caja de cambios automática de 6 velocidades funciona a la perfección, pasa los cambios de forma casi imperceptible llevando las marchas al rango de ahorro de combustible. Si necesitas aumentar la aceleración para sobrepasar, basta con pisar con mayor energía el acelerador y el sistema baja un cambio o dos.

El motor es el conocido 4 cilindros gasolinero 1.6 Gamma de 126 hp a 6,300 rpm y 15.7 kg.m de torque a 4,800 rpm. Por momentos se siente muy justo para los 1,270 kg de peso; con unos 10 hp más, el equilibrio sería mejor. Pero entendemos que es una cuestión de mercado, ya que ganar potencia significaría cambiar el motor por otro más grande y nos saldríamos del segmento; además, está el consumo, que en nuestro caso particular para el periplo que hicimos nos dio como resultado 7.1 litros para 100 kilómetros de recorrido: más de 53 km por galón, lo que es bueno. Además, las unidades tenían muy poco recorrido, así que ese promedio va a mejorar.

VARIAS NOVEDADES
Ya en la carretera, la comodidad aumenta. Se puede conectar la velocidad crucero pero los tramos resultan cortos y hay que desconectarlo a cada rato, entre los camiones que toman el lado izquierdo de la carretera, los ciudadanos que van a 40 km/h por el centro, las reparaciones que vienen efectuando las autoridades en la pista y las personas que cruzan por debajo del puente peatonal.

El andar se hace suave, la maniobrabilidad es buena y los frenos también: con poca presión detienen al i30 sin problemas y no hubo fatiga porque en la ruta se enfrían muy rápido. La insonorización es buena; los niveles de ruido dinámico son aceptables y permiten mantener una conversación sin alzar la voz o utilizar el equipo de sonido con 6 parlantes en un volumen bajo. Encontramos conectores USB, Aux, 2 tomas de 12V, sistema de audio con radio, CD, MP3, conectividad Bluetooth, soporte Apple Car Play y Android Auto, además de arranque sin llave, lunas eléctricas con detección de emergencia, espejos eléctricos con función de repliegue, sensor de lluvia, sunroof y algunos etcéteras más. En cuanto a seguridad, en lo pasivo tenemos frenos con ABS, EBD, ESC, control de tracción y estabilidad y doble airbag. Las 5 estrellas NCAP con que cuenta demuestra que es un auto seguro. Además, viene con sensores de distancia, sensor de punto ciego lateral muy bueno y cámara de retroceso.

El i30 trae otras novedades muy técnicas, como el uso en 53% de acero de alta densidad AHSS que aumenta la rigidez pero permite disminuir peso en 10%. Hyundai ha eliminado parte de la soldadura del compacto utilizando 115 metros de adhesivos estructurales, es decir, que muchas de sus partes están pegadas con polímeros especiales que le otorgan gran resistencia y bajo peso. Luego de pasar la tarde en el kartódromo Racing Dakar con competencias de karting, retornamos a Lima. Un raid que terminó de noche y en el que pudimos probar las buenas luces que tiene el i30 y la luminosidad del tablero de instrumentos. El i30 es uno de los pocos vehículos con garantía de 5 años sin límite de kilometraje. Es un buen ejemplo de la calidad de los productos de la marca, pero seguramente la discusión se centrará en su nueva estética. A mí me gustó pero, como siempre digo, vaya, pruebe y decida...

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°254
Noviembre 2018