ROAD TEST

Renault Captur 2017

(All New)
Noviembre 2017
Por: Pedro Higinio

Crossover con alma de SUV

Renault es una de las marcas europeas más importantes en nuestro mercado. En términos generales, sus modelos transmiten seguridad y deportividad y tienen una evidente química con un público joven en edad o en espíritu. De esta marca francesa probamos su más reciente lanzamiento en nuestro medio, la Captur, en su versión Intens, una crossover que se deja conducir fácil e intuitivamente.

La Captur fue la SUV más vendida en Europa el año pasado. Sin embargo, hay que precisar que la versión que llega a nuestro mercado es algo diferente. Para empezar, la plataforma sobre la que está construida en su versión europea es la del Clio, mientras que para los mercados emergentes es de la Duster. Esto se traduce en una camioneta un poco más larga y 6 cm más alta, algo conveniente para nuestras pistas irregulares. En cuanto al interior, varía básicamente en acabados. Otra diferencia clara es que la configuración general del motor es de 3 cilindros y dos versiones de 90 y 110 hp en Europa, mientras que en Latinoamérica recibimos un motor de 4 cilindros y 143 hp.

La Captur es ideal para familias jóvenes que buscan un vehículo fácil de manejar y con apariencia deportiva.

Línea roja, por favor no modificar

MIRADA EXTERIOR
El diseño de la Captur es deportivo y aerodinámico; tiene un coeficiente de resistencia de 0.35, lo cual le da una excelente estabilidad y penetración a altas velocidades. En carretera, sin darnos cuenta superamos los 130 km/h sin ninguna vibración y con ganas de seguir subiendo. En cuanto al sistema de iluminación, cuenta con faros halógenos y elipsoidales que hacen muy bien su trabajo, pero lo que más gustó fue que esta versión viene con “Cornering Lights”, o luces de giro, que se accionan automáticamente al tomar una curva iluminando la parte interna de la misma y mejorando considerablemente la visibilidad.

En el exterior destacan los aros de aleación diamantados de 17”, que aportan al diseño de la camioneta, combinando color plata con negro de una forma elegante. Sobre los aros se encuentran los neumáticos de 215 mm de ancho y perfil 60, los cuales tienen excelente adherencia sobre el asfalto.

INTERIORES
Si bien por fuera hay poco que cuestionar, por dentro la Captur tiene un par de cosas que podrían mejorar. Los materiales utilizados, por ejemplo, podrían ser de mejor calidad. En cuanto a confort, los asientos delanteros son semiabutacados, firmes y cómodos. Pasamos varias horas manejando esta crossover sin problemas. Incluso, esta versión viene con un descansabrazo montado sobre el lado derecho del asiento del piloto. En cuanto a los asientos posteriores, son lo suficientemente espaciosos como para tres pasajeros, pero no hay que olvidar que la Captur no llega a ser una SUV, por lo que el espacio interior es ligeramente menor al de una camioneta de esa categoría. Otro aspecto que pudo haberse mejorado es la ubicación del posavasos, que se encuentra entre los asientos delanteros, detrás del freno de estacionamiento, lugar un tanto incómodo para piloto y copiloto.

Fuera de estos detalles, podemos destacar los pocos botones y comandos que tiene para navegar a través de las diversas funciones del vehículo. En todo caso, podríamos definir a la Captur como una camioneta intuitiva, ya que no nos tomó mucho tiempo descifrar sus comandos, los cuales están principalmente en el volante. Sobre el mismo timón pudimos manejar el control de crucero con ambos pulgares; y, en la parte derecha, el botón para accionar el comando de voz para llamadas sin necesidad de despegar los ojos de la ruta. Justo detrás del lado derecho del timón se ubica una palanca, clásica de Renault, con la que podemos navegar a través de nuestra música, ya sea en radio o multimedia, y también manejar nuestras llamadas.

Otro punto a resaltar es el tablero de instrumentos, que combina lo analógico con lo digital. En lo analógico tenemos principalmente el cuentarrevoluciones, al lado izquierdo, y el indicador de consumo de combustible al lado derecho. Todos los demás parámetros son digitales, empezando por el velocímetro, situado en la parte central con números grandes y claros. En la parte superior podemos navegar a través de diversos parámetros informativos como el odómetro, trips, consumo medio de combustible, consumo sobre la marcha, distancia recorrida, autonomía, entre otros. Para navegar a través de dicha información hay dos botones sobre la palanca lateral derecha, la misma que acciona las plumillas del limpiaparabrisas.

Finalmente, el panel central tiene una pantalla táctil configurable en dos colores de fondo (blanco y negro) y con seis recuadros principales: radio, multimedia, teléfono, Driving Eco (información sobre eficiencia de combustible), navegación y ajustes. Todos parámetros útiles y que son lo mínimo que un vehículo de su gama debe tener. Bajo dicho panel están los comandos del sistema de aire acondicionado, que cuenta con un climatizador. Si optamos por accionar el modo automático, se encargará de ambientar el interior con la temperatura precisa.

MOTOR Y TRANSMISIÓN
La Captur tiene un motor de 2.0 litros (F4R) que genera una potencia de 143 hp, la cual es transmitida a través de una caja automática CVT con secuencial de hasta 4 velocidades o una caja manual de 6 velocidades, disponible en su versión ZEN. Por el tamaño del motor, el consumo de combustible está un poco sobre el promedio de un vehículo económico, pero para contrarrestar esta característica justo bajo la palanca del freno de estacionamiento se encuentra un botón (ECO) que una vez activado limita la reacción del vehículo electrónicamente, obligándonos a mantener un manejo más relajado y mejorar la eficiencia de combustible. En el tablero también se aprecia una luz que oscila entre el color verde y el naranja, pasando por un amarillo, que traduce qué tanto estamos exigiendo al vehículo.

SEGURIDAD
En este aspecto, la Captur trae sistemas que todo vehículo moderno debe tener: ESP (control de estabilidad) que trabaja con un sistema ABS (antibloqueo de llantas) y TCS (control de tracción) para evitar accidentes por pérdida de adherencia. Otro aspecto interesante es que cuenta con HSA (asistencia en pendientes), que evita que la camioneta vaya para atrás en caso de encontrarnos en una pendiente y no juguemos bien el cambio.

Obviamente, la Captur trae bolsas de aire tanto para piloto como copiloto. Pero lo que realmente resalta son sus sistemas de seguridad para niños. Las bolsas de aire son fácilmente desactivables en la parte delantera con una perilla ubicada entre la puerta del copiloto y la guantera. Esto es necesario cuando colocamos una silla de niño en el asiento del copiloto si es que se diera el caso. En este mismo sentido, en los asientos laterales posteriores trae anclajes para el sistema Isofix.

CONCLUSIONES
La Captur es una crossover ideal para familias jóvenes que buscan un vehículo fácil de manejar, ágil en el tráfico y con apariencia deportiva. Cuenta con sistemas de seguridad necesarios para llevar a los más pequeños y es lo suficientemente cómoda y confiable como para sacarla de vez en cuando de la ciudad. Quizá podría ajustarse un poco el precio; no obstante, no dudamos que sabrá satisfacer las necesidades de sus usuarios.

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°254
Noviembre 2018