LA REVISTA

Evolución sin límites

Mayo 2019
Por: Juan Carlos de la Fuente

TOYOTA RAV4 2019

La Toyota RAV4 lleva en su espalda 25 años de historia. Son cinco generaciones que han puesto en circulación alrededor de 9 millones de unidades en todo el mundo, incluyendo Perú, donde es la SUV más vendida del mercado. Fue la primera en lanzarse a la piscina en este segmento que hoy la gran mayoría de usuarios prefiere y ha ido evolucionando generación tras generación hasta convertirse en el atractivo modelo que hace unos días presentó Toyota del Perú.

La evolución de la RAV4 es más que evidente, al punto que la última generación prácticamente no se parece en nada a la primera. Incluso la anterior generación guarda poca relación con esta nueva propuesta, que es mucho más agresiva por fuera, con una estética similar a la de sus hermanos todoterreno por excelencia, como la 4Runner y también la pick-up Tacoma, donde la parrilla frontal es la protagonista y la carrocería es mucho más musculosa, aunque con un coeficiente aerodinámico bajo de Cx 0.32. El interior también destaca gracias a un diseño más atractivo del habitáculo, a los materiales de mejor calidad, los asientos más ergonómicos y una nueva disposición del tablero.

Aunque es 5 mm más corta que la generación anterior (el largo total llega a los 4.60 m), la nueva RAV4 ha crecido en otras dimensiones. El ancho es 10 mm más grande (1.86 m) e igualmente el alto (1.69 m), y la distancia entre ejes se incrementó 30 mm (2.96 m), lo cual beneficia el espacio interior, sobre todo a las plazas traseras que ahora permiten más espacio para las piernas. Gracias a esto, la camioneta ofrece ahora 79 litros más de espacio en el maletero (580 litros) y es más holgado en el interior.

Por otro lado, la suspensión posterior de doble triángulo ha sido recalibrada y ahora ofrece un despeje del suelo de 190 mm (+15 mm).

ACTUALIZACIONES MECÁNICAS
La nueva RAV4 viene con múltiples opciones de equipamiento y configuración mecánica. Tiene tres opciones de motor, otras tres de transmisión y dos de tracción. La oferta empieza con un 2.0 litros que genera 170 caballos de potencia que pueden ser acoplados a una caja manual de 6 velocidades o una automática CVT; además, podemos elegir entre la tracción simple al eje delantero o la doble tracción integral. La otra opción es el 2.5 litros que nos brinda unos generosos 204 caballos y está disponible con una nueva caja automática de 8 velocidades que transmite la fuerza a las cuatro ruedas mediante un sistema inteligente que puede variar el reparto de acuerdo a la demanda. Lo interesante es que puede enviar el 100% de la tracción al eje delantero para economizar combustible y hasta un 80% al eje posterior. Este sistema ofrece un bloqueo del diferencial y permite mejorar la tracción en superficies resbaladizas.

Finalmente está la variante híbrida, la opción más novedosa. Viene con el motor de 2.5 litros pero con algunas variaciones mecánicas enfocadas a una mayor eficiencia de combustible, y acoplado a un motor eléctrico que también es nuevo. En conjunto generan una potencia de 217 caballos. Este motor va unido a una caja automática e-CVT que ha sido revisada y mejora su funcionamiento al permitir unas salidas mucho más sueltas que antes. En este caso, sólo está disponible la tracción delantera.

Hasta ahí los datos numéricos, en frío, de lo que ofrece la nueva RAV4. Pero hay mucho más detrás de esto. Lo cierto es que estos motores son todo un despliegue tecnológico, y aunque no vamos a profundizar técnicamente en ellos, basta mencionar que representan una nueva era de motores a gasolina, de alta compresión y con inyección mixta que logran una eficiencia térmica muy por encima del promedio. En resumen, son motores altamente eficientes que consumen poco y brindan una gran potencia.

UN NUEVO ESQUELETO
Toyota viene mostrando una creciente preocupación por la seguridad de sus usuarios. Así, en nuestro mercado todos los modelos cuentan con bolsas de aire y asistencias electrónicas a la conducción desde las versiones más básicas. Sin embargo, vale la pena explicar acerca del desarrollo que existe para la nueva RAV4, ya que es el primer modelo en ofrecernos una serie de atributos que poco a poco formarán parte de toda la gama de vehículos Toyota, para hacerlos más seguros y dinámicos.

Toyota desarrolló una nueva plataforma global denominada GA-K y la RAV4 está basada en esta nueva estructura, que es la responsable de brindar una mayor comodidad al andar, una mejor habitabilidad, un incremento en la seguridad gracias a una mayor rigidez de la estructura de un 57% y un mejor comportamiento dinámico gracias a un menor centro de gravedad (los asientos ahora se encuentran más cerca al piso) y a un mejor reparto de pesos que es casi perfecto (51:49).

En todo caso, todas las versiones de la nueva RAV4 tienen como equipamiento de serie nueve bolsas de aire, frenos ABS, distribución electrónica de frenado, control de tracción y control de estabilidad. Además, los asientos tienen cinturones de tres puntos, anclajes Isofix para la silla de los niños y cabina con diseño indeformable.

Para las versiones tope de gama, como la Adventure, se ofrece el sistema Safety Sense, que consiste en una serie de asistencias extra al conductor para una mayor seguridad. Por ejemplo, un crucero adaptativo que regula la velocidad gracias a un radar en la parte frontal que detecta la presencia de un vehículo, freno autónomo que también se rige mediante un radar y sensores que calculan la distancia mínima posible y aplican los frenos por cuenta propia en caso exista riesgo de colisión. Otro sistema es el de alerta de cambio involuntario de carril, que consiste en un sensor acústico y sonoro que nos alerta si nos salimos de las líneas guía de un carril en caso no utilicemos la luz direccional. Por último, tenemos un sistema de luces automáticas que también hacen caso a unos sensores que detectan la presencia de un vehículo delante de nosotros y mediante una centralita que gobierna los LED ubicados en los faros delanteros, es capaz de modificar el haz de luz para así no encandilar a quienes vienen en dirección contraria a nosotros.

La nueva RAV4 llega a los concesionarios peruanos con un precio base de US$ 28,490 para la versión de 2.0 litros a gasolina, con caja manual y tracción delantera. Las variantes híbridas tienen un precio inicial de US$ 35,990.

En definitiva, está mucho más enfocada en brindar una mejor experiencia a bordo, no solo por la mejor calidad de materiales y espacio, sino por la cantidad de detalles prácticos que encontramos, como numerosos portaobjetos, entre ellos, el que está encima de la guantera, pensado para smartphones o algún objeto mediano y con base antideslizante, así como los enormes portavasos ubicados más adelante del gigante cajón del reposabrazos.

Además, ahora nos ofrece también más accesorios, como un cargador inalámbrico para celulares, asientos calefactados con opción a ventilación y aros de 17 o 18 pulgadas. Asimismo, sunroof, pantallas multimedia, un buen sistema de iluminación LED y dos tipos de diseño frontal que, de acuerdo a nuestro gusto, podemos elegir entre algo más “refinado” y citadino o algo más extremo y aventurero.

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°259
Junio 2019