LA REVISTA

PARA ARRANCAR UN CARRO

Junio 2018
Por: Tomas Unger

Edición 249

Cuando aprendí a manejar, el arrancador era un pedal chiquito, redondo, ubicado a la izquierda, arriba del embrague. Después pasó a ser un botón en el tablero. En todo caso, para arrancar el auto había que poner antes la llave y darle vuelta para abrir el contacto; sin llave no había chispa y el auto no arrancaba.

No tomó mucho tiempo para que se dieran cuenta de que el botón se podía reemplazar con un contacto eléctrico más en la llave, y así nació el arranque con la llave. No se podía sacar la llave sin haber antes apagado el motor.

Por más de medio siglo el arrancador ha estado en la llave de contacto; era una sola para abrir las puertas, conectar el sistema eléctrico y arrancar el motor. Luego el llavero adquirió un control remoto para abrir y cerrar las puertas, y generó ruido para ubicar el auto.

Últimamente ha aparecido la llave electrónica que no sale del bolsillo y el botón que prende y apaga el motor. El problema es que, al no haber una llave, hay que apagar el motor volviendo a apretar el botón.

Como ahora el motor no se oye y el carro se cierra solo, porque sabe “cuando uno se va”, no hay que sacar el llavero del bolsillo. Muchos de los que manejan autos más de 50 años, prendiendo y apagando el motor con una llave, se olvidan de volver a apretar el botón. Los resultados varían, algunos queman toda la gasolina del tanque y el motor finalmente se apaga solo, pero el contacto queda abierto; otros, sobrecalientan el motor, pero los peores son los que guardan el carro en el garaje.

Por lo pronto, en los Estados Unidos ya hay 28 muertos que dejaron el motor andando en el garaje de su casa. En el caso de Fred Schaub, cuando su hijo lo encontró al día siguiente, el nivel de monóxido de carbono (CO) en su casa era 30 veces más alto que el letal.

El primer auto que tuvo un contacto de encendido sin llave fue un Mercedes-Benz de 1998. En el 2002 llegó a los autos americanos, con un sistema que permite encender el motor apretando un botón en el llavero.

Mientras tanto, los marketeros siguen buscando nuevas aplicaciones de la electrónica al automóvil. Además de haber hecho que la llave sea innecesaria, tienen un “asistente” que obedece órdenes de voz, cambia de estación de radio, etc. Ahora van a tener que inventar un sistema con el cual el motor se apague solo cuando se de cuenta de que el piloto lo ha olvidado. ¿No sería genial una llave que no se pueda sacar hasta que se cierre el contacto?

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°251
Agosto 2018