LA REVISTA

Primera Clase

Noviembre 2019
Por: Roberto Roig

Informe de la categoría de lujo en el parque automotor

Hay lujos y lujos. Para muchos, un auto del año, de marca reconocida, con buen nivel de seguridad, razonablemente potente y equipado con accesorios modernos, es de lujo, aunque no esté lleno de los últimos adelantos de la tecnología ni tenga un precio de seis cifras. Para otros, el Lujo Automotor, con mayúscula, es algo que solo está al alcance de jeques petroleros, estrellas del fútbol y pocos más. Ahí el cielo es el límite en precios para lo más refinado, potente, moderno y veloz que se puede fabricar sobre ruedas.

Pero aquí hablaremos del lujo a la escala intermedia, si se quiere. No son los autos del pueblo, pero tampoco hay que desembolsar millones para ponerlos en el garaje. A este nivel encontramos los clásicos sedanes grandes, que ahora son acompañados en la categoría por SUVs y hasta hatchbacks, que aportan las características de gran estilo, gran comodidad, avanzada seguridad, potente y confiable mecánica, gran experiencia de manejo, accesorios de última generación en comunicaciones y entretenimiento y, en general, todo lo que se asocia a la categoría superior.

LOS PARÁMETROS 
Viendo que el lujo automotor es una definición algo vaga y amplia hay que poner algunos parámetros. Uno es el precio. Los autos de lujo no son baratos (gran novedad). Los modelos que están por encima de los US$ 50,000 de precio de venta, sin duda califican. Es la cifra que están usando por ejemplo en Chile, mercado relativamente similar al peruano, para definir la categoría.

Adicionalmente se considera que autos relativamente compactos y de precio algo menor, pero que provienen de marcas de prestigio, se pueden calificar como “lujo nivel de entrada”. De hecho eso es lo que hace la Asociación Automotriz del Perú, que pone en la categoría a todo lo que venga con insignias BMW, Audi, Mercedes-Benz, Volvo, Lexus, Land Rover, Jaguar e incluso la marca MINI. Esto se entiende porque solo las tres principales marcas de lujo —BMW, Audi y Mercedes-Benz— conforman el 80% de la categoría a escala mundial, distribución que se repite aproximadamente en nuestro mercado. Últimamente en Perú han aparecido representaciones oficiales de marcas exóticas, como McLaren o Aston Martin, pero sus volúmenes de venta son todavía muy pequeños.

Sin embargo, este criterio de marca no incluye los modelos de gama alta de las marcas de gran volumen. Autos como el sedán deportivo Kia Stinger 3.3 (US$ 51,500), que pueden compararse en alguna medida con consagrados como el Audi A5 o BMW Serie 4, no se cuentan como lujo para la estadística, aunque desde luego bien merecen una visita para los que buscan comprar en estos rangos de precio.

En realidad, la mayoría de las marcas masivas presentes en Perú han renunciado al sedán grande como vehículo de bandera y ponen sus fichas en las SUV tope de gama para seducir a clientes de altos recursos. Así vemos casos como la Grand Cherokee Trackhawk, que con una etiqueta de US$ 170,000 hace parecer humildes a gran parte de las gamas de marca premium. También están la Nissan Patrol (aunque aquí también se paga por la gran capacidad todoterreno) con un precio de US$ 93,490, la Volkswagen Touareg R-Line (US$ 79,990) o la Toyota Land Cruiser Prado 4.0 (US$ 74,190), por citar algunos ejemplos.

En realidad, el tema de marca es muy importante para el mercadeo en esta categoría, lo cual explica que fabricantes masivos hayan separado sus modelos premium en una submarca. Toyota con Lexus, Hyundai con Genesis, Honda con Acura son algunos ejemplos de esta estrategia que busca dar la ansiada exclusividad al comprador en esta categoría.

PERFIL DEL COMPRADOR 
Y es que así como se define la categoría a partir del producto también se puede definir a partir de los compradores. Empresarios y ejecutivos exitosos, las celebridades del deporte y el espectáculo de mejores ingresos, y en general gente de éxito económico (y afortunados herederos) buscan las comodidades, placeres y símbolos de estatus que caracterizan a muchos de esa posición. Ahí los compradores gravitan en efecto hacia las marcas más reconocidas en busca de tener un auto que refleje estatus y tenga las características más deseables en estilo, comodidad, capacidad, performance, comunicaciones, entretenimiento y seguridad.

Para un ejecutivo el auto puede ser una oficina móvil. En los autos tipo limusina el manejo está a cargo de un chofer y es en la parte de atrás donde se concentran las facilidades y comodidades para trabajar, comunicarse y también, según el momento, para distraerse y relajarse (¿quién se apunta para un champán del bar o un masaje en el asiento?).

  • Un aspecto que distingue a un auto de lujo es también la calidad de materiales.

Las marcas compiten por este lucrativo segmento ofreciendo cada vez más y mejores características de diseño y tecnología. La electrónica ya es ahora omnipresente y los autos se están automatizando y dando indicios de ese futuro de manejo autónomo que la verdad todavía está un poco lejos. Autos que se estacionan solos o a control remoto, que frenan automáticamente al detectar una situación de peligro, que mantienen al piloto en su carril y lo alertan si da signos de fatiga o pérdida de control, que mantienen automáticamente una distancia prudente del auto que va delante, que detectan peatones aunque sea en lo más oscuro de la noche, ya son una realidad. Las principales marcas de lujo permiten un gran nivel de personalización para que cada cliente escoja exactamente lo que necesita o desea.

Y claro, los autos de lujo ofrecen una gran experiencia de manejo con motores de última generación que ya empiezan a incluir soluciones híbridas y eléctricas, que otorgan una alta performance y permiten disfrutar del placer de manejar.

Entonces, para los afortunados compradores en esta categoría hay una amplia gama de opciones que les permite encontrar precisamente el modelo que más les convenga o guste.

Seguir leyendo

Galería

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°263
Octubre 2019