LA REVISTA

El espíritu del desierto

Septiembre 2017
Por: Tito Maruy

Presentación del Team Mitsubishi

Cuando Jorge González y Felipe Sarria, gerente general y gerente comercial y de marketing de MC Autos, representante de Mitsubishi en el país, nos hablaron con mucha convicción sobre la decisión de resaltar la indudable genética off-road de la marca, no nos quedaron dudas de que ambos conocen sus productos. Y es que si bien Mitsubishi tiene en su paleta productos de buenísima factura en los segmentos de subcompactos, compactos y sedanes medianos, es en las SUV y en las pick-up donde el corazón de la marca late con más fuerza.

Con esta idea, MC Autos decidió conformar un equipo deportivo que represente lo mejor posible esta filosofía off-road y llamó a los deportistas más destacados en todas las modalidades 4x4. Luego de analizar detenidamente la escena deportiva nacional, decidió apostar en cuatro disciplinas (Cross Country, Quads o Cuatrimotos, Rally Moto y Enduro Extremo) para conformar el equipo y presentar a la prensa a los Embajadores Off Road de Mitsubishi.

Las dunas del desierto de California, 240 km al sur de la capital, fueron el escenario que eligieron para hacer pública la nómina de los pilotos de la marca. Para dar inicio al evento —y mientras por los enormes parlantes Brian Johnson (¿o era Bon Scott?) nos decía “No hay señales de pare, no hay límite de velocidad, nadie me va a detener, voy a seguir girando como una rueda… estoy en la autopista al infierno…”— los pilotos se descolgaron en tres Montero Sport y tres L200 DK-R desde la parte alta de una enorme duna de 80 metros. Las pick-up tenían en sus tolvas las motos y la quad. Hicieron una pasada rápida por delante del estrado para volver a subir la duna y bajar los seis vehículos en paralelo.

TEAM DE LUJO
Los primeros en ser anunciados, luego de esta espectacular demostración, fueron los representantes del cross country: Alta Ruta 4x4 o mejor dicho Francisco “Pancho” León, Tomás Hiraoka y Jesús López. Con 16 años de relación con la marca eran bolo fijo. Con cinco rallies Dakar a cuestas y un primer lugar en la categoría T3.1 el 2015, van por su sexto Dakar. Tienen la experiencia, la técnica y la capacidad para andar fuera de la ruta y navegar venciendo las dunas de los desiertos más peligrosos y traicioneros de Sudamérica.

En quads o cuatrimotos el elegido fue Alexis Hernández: piloto de 32 años, cinco veces campeón nacional de Enduro y Moto Rally, que participó en dos versiones del Dakar ganando el 2016 la cuarta etapa de esta dura competencia.

Eduardo “Tato” Heinrich fue elegido para representar al Rally Moto. Cuatro participaciones en el Dakar lo convierten en el más experimentado del equipo en las dos ruedas. Ya había “colgado los guantes” cuando se enteró de que el Dakar llegaría al Perú en el 2012 y retomó lo que es su pasión. Finalmente, para el Enduro Extremo Mitsubishi se decidió por el subcampeón nacional 2016 y 2017 de la disciplina y experto en el Hare Scramble, Branko Bozovich, quien viene participando en el mundial de la especialidad.

PROBANDO LA L200 DK-R
Los invitados pudimos probar en las dunas las bondades de la L200 DK-R, haciendo un recorrido igual al de la presentación, incluyendo la larga bajada de 80 metros. Como pudieron leer en la edición 240, cuando probamos esta pick-up sobre rutas de ripio y tierra, teníamos una deuda con la arena. Sabíamos, escuchando a los expertos, que el peor momento para ingresar al desierto a “dunear” es desde las 12:00 hasta la 15:00 horas, cuando el calor hace que la arena tenga la capacidad casi mágica de tragarse cualquier vehículo. Bueno, cómo les digo que estábamos en esa ventana de tiempo.

Primera vuelta con el instructor para copiar por dónde va y cuánto acelera. Tomamos el volante de la DK-R High Power de 176 hp y aceleramos como lo había hecho nuestro, en ese momento, copiloto. Todo iba bien, comenzamos a subir la ladera hacia la cumbre cuando nos entró una duda, fatal en esas condiciones. Bajaron mucho las rpm y tuvimos que detenernos para no atollar la pick-up, cosa que sería más que humillante delante de 60 amigos periodistas. Pusimos retroceso y descendimos para volver a tomar viada. Aceleramos por segunda vez y ahora con fe la cosa salió mucho más fluida, llegamos a la cumbre y de cabeza hacia el abismo. Con toquecitos al volante y regulando el acelerador, la DK-R nos llevó hasta la base sin problemas. Ya con el ego restablecido subimos con la Montero Sport, modelo que probamos en setiembre del año pasado, y todo salió mejor. Claro que la tecnología hizo más que quien escribe, demostrando que esta camioneta tiene el off-road en la sangre.

El evento terminó con una cena en la que compartimos con la gerencia y el Team 4x4 una velada en donde las anécdotas reemplazaron a las tradicionales respuestas protocolares de una entrevista formal. Conversamos largo con don Tomás Hiraoka y con Alexis Hernández, historias que quizás en un futuro publicaremos, pero que demuestran que en el desierto la diferencia de edades no importa cuando se comparte la misma pasión, cuando se conoce el espíritu del desierto.

Seguir leyendo

Galería

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°254
Noviembre 2018