LA REVISTA

Energía en movimiento

Noviembre 2019
Por: Automás

Vehículos eléctricos

  • ESCRIBE: OMAR AFA

En los últimos días tuve la suerte de participar en diversos eventos sobre movilidad sostenible, eficiencia energética y electromovilidad, y me quedé con la idea de que la mayoría de las personas piensa que un vehículo eléctrico es “simplemente” un vehículo que no emite emisiones contaminantes. En verdad, es más que eso.

Primero repasemos una definición sencilla de “electromovilidad”: “Uso de vehículos propulsados por energía eléctrica almacenada en baterías. Estos vehículos pueden ser para transporte terrestre, aéreo, marítimo, fluvial o lacustre.”

OTROS BENEFICIOS
El transporte es uno de los principales generadores de contaminación ambiental del aire. Es por esto que en los últimos años los vehículos eléctricos se han convertido en una de las herramientas más usadas por los gobiernos para reducir la contaminación, principalmente porque no emiten gases de efecto invernadero como el CO2 y tampoco emiten gases contaminantes del aire como el óxido nitroso (NOX).

Por otro lado, la mayoría de las baterías de los vehículos eléctricos son de iones de litio, mineral con alta capacidad de almacenamiento energético. La capacidad de almacenamiento de energía de la batería del vehículo muchas veces determina su precio final, dado que representa más o menos el 50% del valor del vehículo.

La batería de un automóvil eléctrico puede tener una capacidad de entre 30 kWh y 70 kWh, mientras que un hogar urbano en Perú consume en promedio 150 kWh al mes. En otras palabras, con la batería al 100% de un automóvil eléctrico se podría abastecer de energía eléctrica por dos semanas a un hogar promedio.

Es esta última variable la que muchas personas no considera dentro de los beneficios de los vehículos eléctricos, y es que existe una relación directa entre consumo de electricidad y desarrollo económico. A nivel macro, dos variables que se consideran para determinar la “salud” de un país es su consumo de cemento y de electricidad.

No es lo mismo que un niño en edad escolar estudie bajo la luz de una vela (con los riesgos comprobados de incendios) que con luz eléctrica, la cual puede ser recibida desde la misma red interconectada de electricidad o, de manera independiente, a través de un panel solar, una turbina eólica, una turbina hidroeléctrica o un vehículo eléctrico.

Es más que probable que un hogar sin electricidad no tenga los recursos financieros para adquirir un vehículo eléctrico; sin embargo, el ejemplo indicado sirve para graficar cómo un vehículo eléctrico es energía en movimiento y que a donde llegue puede aportar al desarrollo económico.

Ojo, ya los científicos validaron que primero fue la gallina y después el huevo. Es decir, los puntos de recarga pública son necesarios, mas no indispensables. El 95% de los usuarios de vehículos eléctricos en el mundo recarga en sus casas o trabajo.

Otro punto importante de los vehículos eléctricos es la cantidad de datos que nos pueden brindar, ya que la mayoría de ellos tiene conexión Wi-Fi y se pueden conectar a internet (gran parte de los autos eléctricos son capaces de hacerlo), con lo cual los municipios y entidades de gobierno pueden monitorear en tiempo real el flujo del tránsito, la demanda de energía por zonas y franja horaria de demanda y así planificar mejor el desarrollo de la ciudad. De allí las llamadas Smart City.

IMPULSO ELÉCTRICO
Una buena noticia es que el DS 250-2019 MINEM, pre publicado el 28 de agosto pasado, decreta que se aprueben las disposiciones para facilitar el desarrollo del mercado de vehículos eléctricos e híbridos y su infraestructura de abastecimiento. Estamos a la espera de la reglamentación, la cual debería estar lista y publicada este 2019.

Vemos con buenos ojos los avances que el Gobierno viene realizando en este tema, con el liderazgo del Ministerio de Energía y Minas y el decidido apoyo del Ministerio del Ambiente y Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Creemos que las carteras de Salud y Vivienda también deberían sumarse a este impulso por la electromovilidad al igual que el MEF.

Por último, felicitamos el nombramiento María Jara (exministra de Transportes y Comunicaciones) como directora de la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU). En diversas oportunidades, la señora Jara manifestó públicamente su interés y entusiasmo por impulsar la electromovilidad en Perú.

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°263
Octubre 2019