LA REVISTA

25 años presente

Junio 2016
Por: Automás

Entrevista

Tomás Unger y Edwin Derteano, nuestros fundadores, están reunidos donde acostumbran conversar. Pero esta vez hay un motivo especial: han transcurrido 25 años desde la primera edición de Automás, publicada en marzo de 1991 tras la reapertura de las importaciones vehiculares en el país. El periodista del automóvil más influyente de nuestra región, con una notable trayectoria de 60 años, recuerda junto a otro destacado experto del sector y actual presidente de la Asociación Automotriz del Perú (AAP), de la Asociación Latinoamericana de Distribuidores de Automotores (ALADDA) y de la Fundación Transitemos, la historia y evolución de nuestra revista.

¿En qué contexto nace Automás y con qué finalidad?
ED
. Luego de tener las importaciones cerradas por casi 25 años, con un breve lapso de apertura entre 1981 y 1983, gracias a una coyuntura favorable se reabrieron en 1990. De ese modo se cerraron las plantas locales de ensamblaje y el mercado que solo se abastecía de productos ensamblados en el país cambió de manera radical. Ante la desinformación del público por la nueva y diversa oferta de marcas, decidimos hacer una revista de autos que le hable al consumidor y a los distribuidores de vehículos.

TU. Era la primera vez que se escribía para un público deso­rientado y, a la vez, para el que sabía de autos. A lo largo de este tiempo hemos descrito factores técnicos que determinan el progreso del automóvil, por esta razón empezamos a recibir cartas sobre el tema, porque hasta ese momento no se tenía idea de cómo funcionaba tal o cual cosa de algo que la gente había estado usando toda su vida.

ED. Hacer una revista es difícil, pero es mucho más complicado mantenerla. Es grato recordar cómo nos la hemos ingeniado para permanecer estos 25 años, esfuerzo que fue recompensado al hacernos un sitio como una revista de nivel internacional, reconocida por su contenido, la calidad de su presentación y por los grandes aportes que hemos efectuado al sector.

¿Cuánto ha cambiado el rubro en estos 25 años?
ED.
Hemos sido testigos de la vertiginosa evolución que ha tenido la industria automotriz, sector obligado a cambiar debido a exigencias de seguridad, medioambientales o el constante encarecimiento del petróleo, entre otros factores. El consumidor no quería que el sueldo se le vaya por el tubo de escape y esto repercutió en la creación de vehículos que ofrezcan más kilómetros por galón. Esto que parece sencillo fue una revolución de una serie de componentes.

TU. Se comenzaron a utilizar materiales livianos como el aluminio y la fibra, porque todos los que diseñan autos son ingenieros y saben que lo que consume a velocidad constante es la forma, pero en la aceleración, que exige la mayor parte del tráfico del mundo, lo que consume es el peso. Si comparamos los autos que andaban en los años 60 con los de hoy, pesan la mitad, tienen mayor espacio interior, caminan más y, por supuesto, rinden el triple.

ED. Hemos visto todos los cambios: carrocerías más livianas, con más aerodinámica para que nada frene el desplazamiento, motores más pequeños que producen la misma potencia que los motores más grandes del pasado; la aparición de las cajas de velocidades de 6, 7 y 8 cambios, para que el motor vaya a menos revoluciones. Seguimos la evolución de todo lo concerniente a la contaminación, la aparición de los catalizadores, sistemas de inyección y encendido más eficientes, el rediseño de las culatas, etc. También los cambios que ocurrieron en seguridad, con airbags laterales, frontales, de techo y cortina, sistemas más evolucionados de frenos…

TU. Y los radares para detectar obstáculos. Un aspecto en el cual la electrónica ha contribuido mucho a la economía son los nuevos programas de ayuda al conductor, en el que aparecen las rutas no congestionadas que permiten escoger un camino que significa ahorro de tiempo y gasolina, porque estos dos conceptos van juntos.

ED. Hemos informado detalladamente al lector en qué consistían las grandes revoluciones de estos complejos mecanismos. Eran y son autos sofisticados llenos de accesorios que el usuario no conoce, del cual solo tenía una información muy somera. Hasta los sistemas de audio han evolucionado notoriamente y hoy son argumentos de venta. Por otro lado, vimos llegar a nuestro país la industria coreana, china e hindú, también el crecimiento significativo del mercado de motos.

¿Qué otros aportes ha tenido Automás?
TU.
Enseñamos a la gente lo hermoso que es nuestro país y cuántos caminos existen por recorrer. Hemos publicado artículos, donde mi hijo Miguel tuvo mucho mérito, en los que se han visitado cientos de sitios que la gente nunca había visto antes o que ni siquiera sabía que existían. Demostramos que con el vehículo adecuado se puede hacer un turismo espectacular, a un precio razonable y sin grandes peligros. Este es un aspecto en el cual Automás ha sido una revista única.

ED. Gracias a Automás nace también la Guía Toyota, que se ha convertido, salvando las distancias, en la Guía Michelin del Perú. Asimismo, tenemos la sección Perú Descubre con Mitsubishi, y el periódico Transporte Total, que es orientado netamente al transportista. Además, fuimos los artífices de grandes iniciativas del sector, como la creación de Araper, el Motor­show y los Foros Automotrices, entre otros significativos aportes.

TU. En cuanto a Transporte Total, nadie en su sano juicio se compra un camión porque le gusta. Lo compra para trabajar. Entonces, el enfoque del camión es totalmente diferente al que se utiliza con el automóvil. El auto tiene muchísimos factores personales de gusto, estatus económico, etc. El camión es una herramienta de trabajo, entonces merece un trato diferente, mucho más centrado en su rendimiento y las condiciones para que su uso sea más eficiente. La acogida del periódico ha sido buena porque hemos llenado un vacío.

ED. Otro aporte al sector fue la lista de precios de autos nuevos y usados, innovación que varios han intentado repetir sin éxito. La Asociación Peruana de Compañías de Seguros utiliza desde 1988 nuestra lista de autos usados para asegurar el auto y/o determinar la cancelación en caso de robo o pérdida total. En el país no existía tal información y se convirtió en un plan ancla desde el que se parte para cualquier negociación de este tipo.

También vivieron la involución del transporte…
ED.
Lamentablemente hemos sido testigos de la aparición de la congestión vehicular, a causa de la involución que sufrió nuestro transporte. En este tiempo hemos tratado de influir en las autoridades, muchas veces con éxito y otras no. Cuando se abrió la importación de autos usados en 1992, por ejemplo, que estuvo vigente hasta el 2012, indicamos todo lo que iba a pasar y luego sucedió. El transporte en Perú es una actividad transversal que atiende a todas las demás actividades. Representa 49 mil millones de soles al año sin considerar infraestructura, eso equivale al 9% del PBI y solo es superado por las exportaciones mineras (11%). Si bien tenemos un Ministerio de Transportes, está abocado en un 80 o 90% al tema de infraestructura, solamente se le dedica un máximo de 15% a lo que circula sobre las ruedas. Esto se refleja en la deplorable situación actual.

Tras 25 años ininterrumpidos, ¿hacia dónde apunta hoy Automás?
ED.
Cuando nació la revista decíamos: “No compre ni venda un auto sin antes leer Automás”. Hoy nos reafirmamos en ese pensamiento porque existen 15 mil peruanos que adquieren mensualmente autos nuevos y aproximadamente 40 mil compatriotas que compran o venden autos usados todos los meses. Y todos ellos necesitan información.

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°254
Noviembre 2018