LA REVISTA

Alfa Romeo: amor a primera vista

Septiembre 2019
Por: Karina Valcarcel

En una nueva edición de Mi Auto, Mi Historia conocemos la colección de Raymundo Jamis

El interés de Raymundo Jamis por el auto clásico nació en su adolescencia. A su padre le gustaban mucho los automóviles antiguos y además, se tomaba el tiempo de explicarle cuáles eran los detalles de los modelos que se cruzaban por las calles: “Él siempre anduvo en autos antiguos para la época, le gustaban en especial los Chevrolet –nos cuenta Raymundo– siempre que íbamos de paseo, y cuando veía algún auto antiguo interesante, se detenía a explicarme los detalles del modelo y empezó, así, sin querer, a gustarme todo el tema”.

La colección que nos presenta es peculiar. Son cuatro bellas unidades de Alfa Romeo. Jamis es un especialista en la marca y ha decidido que su colección solo estará compuesta por modelos de dicha compañía italiana. El primer auto clásico que compró por su cuenta fue un Alfa Romeo del año 64; una Giulia Sprint GT. “Curiosamente este auto estaba abandonado cerca de la casa de una amiga y, por su estado, no me llamaba mucho la atención. Hasta que un día me acerqué a verlo, me jalaba el ojo, entonces limpié un poco el vidrio de la luna de la puerta del piloto y vi el timón y el tablero y dije: ‘Wow, esta es una cosa diferente’. Un timón bello, en aluminio, Alfa Romero en el centro, un velocímetro que marcaba 220 km/h, entonces me atrajo. Fue un amor a primera vista con la marca.”

¿Y por qué Alfa Romeo?, pregunto. “Alfa Romeo fue el primer campeón de Fórmula 1. Es una marca con mucha historia, con un linaje basto, en realidad es el padre de Ferrari, entonces ya te imaginarás todo el arraigo que tiene, su estirpe ganadora y encima, son autos bellos. Casi todos son modelos que han sido diseñado por grandes carroceros como Bertone, Pininfarina, Zagato y muchos otros, entonces es una combinación que pocas veces se ve: belleza y potencia conjugadas.”

Giulietta Sprint Speciale, 1961
Automóvil de baja producción. Se hicieron 1100 unidades, tengo la gran suerte de tener dos ejemplares iguales y en verdad es la niña de mis ojos. Lo compré hace unos 5 años, fueron 2 autos idénticos los que se usaron en la restauración, en verdad fue una obra titánica encontrar todas las piezas originales. La restauración tomó más o menos 2 años y medio, entre la reparación de la carrocería y la obtención de piezas que venían del extranjero, repuestos provenientes de Francia, de Holanda, de Japón, de Estados Unidos y por supuesto, de Italia. Lo más complicado es la propia carrocería porque es un auto hecho a mano. Tiene unas formas bastante peculiares y devolverlo a sus líneas originales tomó bastante tiempo.

El motor es de 1300 cc, consigue 100 caballos gracias a sus 2 ejes de levas. Tiene 2 carburadores Weber, de 40 mm. El auto viene equipado con una caja de 5 velocidades y hacían que este carro lograra llegar a 200 km/h, para el año 1961 era algo que en verdad pocos autos obtenían. Parte de esa virtud es también gracias a la gran aerodinámica que tiene el coche, tiene un diseño muy especial y el mismo Bertone estuvo involucrado directamente en el ensayo de flujometría de la carrocería y se logró un coeficiente de resistencia al aire bastante bajo.

Si quieres hacer una restauración a catálogo tienes que documentarte, investigar mucho. Antes era mucho más difícil, ahora tenemos internet, hay foros, etc.

Línea roja, por favor no modificar

Giulietta Spider,  1961
Esta es una versión barqueta, el carro es más bajo que el original, ya no tiene el techo convertible. Este tipo de modificaciones son las que se hacían en la época para inscribir un auto en competencias. La idea era quitarle peso, por ello ya no tiene los parachoques, está un poco más bombeado en los guardafangos, el parabrisas es más bajo que el original y en lugar del techo descapotable, están los cinturones de seguridad anclados a una barra. Todo ello lo hace más ligero. El interior es precioso, con asientos tapizados en rojo.
Este auto estuvo a punto de morir. Un amigo me pasó la voz de que se encontraba en una chatarrería, llegamos a tiempo y logramos salvarlo. No tenía nada en absoluto y me costó muchísimo ponerlo en pie ya que lo único que conservaba eran los relojes del velocímetro, el tacómetro y el de temperatura, nada más. Por ello decidí hacer una barqueta. Lo mentalicé. Tiene un motor de 1780 cc, caja de 5 velocidades, es el que acelera mejor de todos los autos que tengo actualmente.

Tengo un auto igual a este con el que pensamos respetar el diseño de fábrica y hacer una restauración totalmente fiel al original. 

Giulia Sprint GT Veloce, 1967
Este es un auto de otra generación de Alfa Romeo, de la serie 105. El auto cambia radicalmente en casi todo: suspensión, dirección, frenos y sobre todo la carrocería. Ya se ve un auto más moderno, más cómodo en su interior y se nota en verdad el cambio. Con este modelo se inaugura su planta en Arese, totalmente automatizada y con una línea de montaje bastante más fluida. Tiene un motor un poquito más potente que el Giulia Sprint GT, además que el diseño de la parrilla delantera cambia, ya deja de ser completamente en cromo y viene ahora solamente con tres líneas en acero y a los costados lleva el quadrifoglio, signo distintivo de todos los Alfa Romeo especiales que aparecieron entre los 20 y 30 y que ganaron muchas carreras en esa época. Cuenta con 105 caballos, los asientos son tipo cubo o butaca, se asemejan mucho a los asientos de los autos de competición de la época. El timón ya no lleva el claxon en el centro, sino 3 puntos en cada uno de los rayos. 

Este auto no tiene restauración, está casi en su estado original, simplemente se le dio un baño de pintura y algunas pequeñas reparaciones en la tapicería. Está prácticamente inmaculado. Ha ganado un par de premios, por su belleza y eficiencia.

Giulia Spider "Duetto", 1967
Cuando Alfa Romeo lanzó este modelo hizo un concurso entre todo el público para elegir el nombre de este nuevo modelo de Pininfarina, viene a ser el sucesor del Giulietta Spider. Ganó el nombre ‘Duetto’. Este es el primer auto que restauré, así que le tengo mucho cariño, lo armé con mi hermano Jair. Tiene un diseño aerodinámico bastante atrevido para la época. Esos globos de plexiglas en los faros delanteros fueron prohibidos en la versión americana, por eso me gusta más la italiana. Los faros de atrás son de color ámbar, muy bonitos. Su diseño fue muy aclamado y hoy es bien cotizado, porque es el modelo original con cola larga que se asemeja a la cabeza de un calamar, por eso en Italia lo llaman también ‘Osso di Seppia’. La motorización de este auto es el típico motor 1600 de Alfa Romeo, con sus 2 carburadores Weber dobles de 40 mm, doble árbol de levas, la compresión no es tan alta como en los Veloce. Viene con los frenos de disco, como todos los de la serie 105, en las 4 ruedas. Llegaba a 180 km/h. Convencer al propietario anterior de que me lo venda fue algo que me tomó varios años. Cada 2 meses yo me aparecía en su casa y le rogaba por favor me lo vendiera, hasta que se dio y el dueño le puso un precio. Lo pagué en partes, iba todos los meses, todavía conservo los recibos guardados por ahí. Nos hicimos grandes amigos.

¿SABÍAS QUE? El Duetto tuvo gran demanda y aceptación en Estado Unidos tras el estreno de la película “El Graduado”. El personaje protagónico, interpretado por Dustin Hoffman, se pasea en este flamante modelo de Alfa Romeo, que posteriormente pasaría a formar parte de la historia del cine.

Línea roja, por favor no modificar

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°263
Octubre 2019