LA REVISTA

Joyas sobre ruedas

Agosto 2019
Por: Karina Valcarcel

Carlos Seminario nos muestra su colección de clásicos

Coleccionista exigente y de gusto refinado, Carlos cuenta con modelos de gran belleza en sus filas. Su afición innata lo hizo fabricarse un kart a los 13 años de edad: “Yo vivía en Piura por esa época y nos íbamos a pasear por la plaza de armas, tuvo que venir la policía a hablar con mi papá para que no me pasee con ese objeto por la ciudad” nos cuenta entre risas. Después, con el tiempo, fue madurando la afición.”

Me gusta la velocidad, pero también tengo carcochitas antiguas que van despacio. Disfruto de ambos, es un tema de amplio espectro.

Línea roja, por favor no modificar

Su primer clásico lo adquirió en Argentina, el año 1982, fue un Alfa Romeo GT que lo acompañó alrededor de ocho años. Antes de regresar a Perú lo vendió, pero ese sería solo el inicio. “Cuando llegué a Perú, por el año 93, lo primero que hice fue comprar un Mustang y lo restauré. Me gasté todo lo que tenía para ponerlo operativo. Después ya vino el vicio, me hice socio del Club de Autos Antiguos. Ahí se me pegó la afición por autos de pre-guerra, los más antiguos, los que llaman comúnmente ‘carcochitas’: Ford A, Ford B”.

Empecé a manejar muy temprano y aprendí a hacerlo en tractor.

Línea roja, por favor no modificar

NO ES TAREA FÁCIL
Si bien es cierto que coleccionar clásicos puede resultar muy estimulante, también presenta una serie de complicaciones, que comprenden el verdadero reto del coleccionista. “Una de las cosas más difíciles de ser coleccionista hoy es la mecánica. Los mecánicos modernos no tienen idea de cómo se trabaja con un auto antiguo, nadie sabe de carburadores, nadie quiere meter la mano, tenemos problemas graves con la gasolina, porque antes la gasolina era con plomo, el plomo ayudaba a la lubricación de los motores, hoy la gasolina es con gas y eso seca los motores. Si dejas parado un auto, la gasolina se apelmaza y es probable que si lo dejas parados 2 o 3 meses, ya no arranque y si eso sucede, tienes que afinarlo nuevamente. Cada día es más difícil. Otra de las cosas gravísimas que perjudica mucho la afición al auto antiguo es el tráfico, lo que genera mucho estrés en el manejo. Entonces los autos salen poco y cuando salimos es para exhibiciones estáticas en algún parque o son paseos fuera de Lima, esto último para poder disfrutarlos a plenitud”.

Corvette Sting Ray, 1965
Toda la carrocería es de fibra de vidrio. Es único en Perú. Fue el primer auto que salió al mercado con freno de disco en las 4 ruedas, revolucionando el mercado de frenos. Este ejemplar ha tenido 4 propietarios en Perú, yo soy el cuarto, lo compré hace unos 12 años. Antiguamente los autos de competición tenían una tuerca de una forma especial en las llantas, para cambiarlas rápido en los circuitos, era como un solo perno. En este caso hemos trabajado con una simulación. Cuando salgo con el Corvette nunca falta alguien que me pregunte si está a la venta, pero siempre digo que no, este es uno de los que quedará en la colección por siempre.

Fiat Abarth, 1964
Fue traído al Perú de Italia para correr. Corrió por muchos años entre los años 60 y 70. No solo acá, sino también en Argentina, Chile y en Europa. Es un auto muy cotizado y original de Abarth, famoso preparador austriaco de autos Fiat.
Este auto llamó mi atención por dos razones; la primera es porque soy medio italiano del lado de mi madre y lo otro, es que cuando yo miraba las carreras, me sorprendía este carrito corriendo a la par de autos carísimos. El auto quedó en el olvido y luego pasó al Museo Nicolini y Jorge lo compró. Yo insistí durante años para que me lo venda, hasta que accedió y lo restauré. Me costó sangre, sudor y lágrimas; pero lo dejé como nuevo y hoy en día es un auto de colección. Lo logramos recuperar sobre la carrocería original y todas sus piezas son de fábrica. El motor lo mandé a trabajar a Estado Unidos, a un especialista en motores Abarth.

Ford B, 1932
Se fabricaron con motores de 4 cilindros en sus primeros años, con bomba de gasolina. Es un modelo de 3 ventanas. De estos autos llegaron muy pocos, no se llegaron a producir más de 200 mil en total, debido a la crisis por la gran depresión en Estados Unidos. La gran mayoría de los hot rods americanos están basados en autos como este, por lo tanto originales existen muy pocos. También cuenta con asiento de suegra. Es un auto muy especial.

Packard C 150, 1937
Tuve la fortuna de adquirirlo ya restaurado, cosa que no debió ser fácil por la poca cantidad de unidades que se fabricaron. Lo he usado en varios paseos. Se comporta como un auto de lujo, un auto muy suave con un andar precioso. Se mantiene 100% original. Motor de 6 cilindros, potencia de 100 caballos de fuerza.
La radio funciona a la perfección. Asientos de cuero. Convertible, con asiento de suegra.

Pontiac Star Chief, 1955
Mi padre tuvo un auto igualito, en un auto como este he circulado dese que tenía 2 años hasta los 7 u 8 más o menos. Me acuerdo clarito. Incluso con él hacíamos los viajes de las vacaciones de Piura a Lima. Por eso yo quería un auto igual y el señor Queirolo consiguió uno en Palpa, se lo trajo y lo restauró. Entonces empecé de nuevo a insistir para que me lo venda. Después de algunos años, por fin se animó a venderlo y lo compré al instante. Está en perfecto estado, el clima de Palpa ayudó a su conservación. Con este me he ido a Cuenca. Es muy cómodo y bastante único. A mí me trae muchos recuerdos de mi vida. No era el modelo de mayor lujo, sin embargo contaba con un completo instrumental para la época. Tiene todo: radio, reloj, etc.

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°262
Septiembre 2019