LA REVISTA

Adaptación a los cambios

Diciembre 2018
Por: Edwin Derteano

Evento del CAAP mostró el poderío que tuvo la industria automotriz inglesa

Si hay algo que caracteriza al mundo moderno, es la velocidad con que se presentan los cambios y que no todos logran adaptarse a ellos, desapareciendo de la actividad. La semana pasada asistí a un lindo evento de exhibición de autos ingleses antiguos, organizada por el Club del Automóvil Antiguo del Perú, con el auspicio de la Embajada Británica.

La industria automotriz inglesa fue la primera en levantarse después de la Segunda Guerra Mundial, y lo hizo de manera muy inteligente compartiendo diversos componentes para abaratar costos. Si bien había muchas marcas, todas utilizaban instrumentos Smith, suspensiones y frenos Girling y sistemas eléctricos Lucas. Cada uno de estos fabricantes trataba de mantener la menor cantidad de ítems, obligando de alguna forma a sus clientes a usar lo que había. Era por ello que varias marcas utilizaban los mismos arrancadores, distribuidores, platinos, relays, switches, etc.

La industria automotriz inglesa creció posicionándose internacionalmente con marcas muy prestigiadas como Morris, Austin, Hillman, Humber, Sunbeam, Triumph, Standard Vanguard, Jaguar, Riley y Land Rover, pero también posicionándose como el fabricante de los autos de lujo más sofisticados, como Rolls-Royce y Bentley, que hoy pertenecen al grupo BMW y Volkswagen, respectivamente.

En los años 70, cuando sus costos resultaron ser un tanto altos en comparación a los japoneses que crecían y se posicionaban, los ingleses, para reducir costos y compartir tecnología, produjeron alianzas: Morris se agrupó con Austin e hicieron BMC (British Motor Company), y posteriormente se formó British Leyland, juntando BMC con Triumph y Jaguar. El grupo Rootes tenía a Hillman, Humber, Singer y Sunbeam.

Esta medida logró prolongar la agonía pero al final, con altos costos de producción, menor cantidad de horas laborables (debido a la semana inglesa, en la que dejaban de trabajar los viernes en la tarde) y el estancamiento tecnológico de sus modelos, una a una las marcas de origen inglés fueron cerrando y las que lograron sobrevivir hoy día se encuentran en manos extranjeras, como es el caso de MINI que pasó a la alemana BMW, Jaguar y Land Rover a TATA de la India, y Lotus hoy en manos de la marca china Geely. Todo este decaimiento contrastaba, sin embargo, con la alta tecnología inglesa que reinaba en la Fórmula 1 y en los campeonatos de rally, donde obtenían triunfos constantes.

Estos recuerdos me vinieron a la mente el sábado, mientras me paseaba por la exhibición de autos ingleses, al ver los Morgan, los Austin Healey, los Mini y los Coopers, los Triumph Spitfire y TR3, y los Jaguar. Una linda época que no hace más que confirmar los dichos del abuelo: “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”.

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°260
Julio 2019